Mostrando entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Opinión. Mostrar todas las entradas

jueves, 20 de diciembre de 2018

DIOS, PATRIA Y FAMILIA. IV CONCLUSIONES.



CONCLUSIONES:

El corolario de todo lo dicho anteriormente podría ser que estas tres ideas fundamentales, sobre las que se ha basado la civilización occidental, son faltas. Y esto no es cierto. Estas son tres ideas importantes, y posiblemente fundamentales, pero que han sido impuestas la mayoría de las veces por la fuerza y con engaños y que no se han sabido actualizar a unas realidades totalmente distintas en el transcurso de los tiempos.

El problema es que estas tres ideas se han supeditado a los intereses de los poderosos y se han empleado para limitar los derechos de los más débiles. El problema está en que se han impuesto por la fuerza y se han basado en teorías que el tiempo y la razón han ido desmontando. El problema ha estado en que se ha intentado retrasar lo más posible la capacidad de los hombres a pensar y tomar conciencia de las realidades, limitando el acceso a los conocimientos y controlando la información. El problema es que durante mucho tiempo no se utilizaron argumentos para justificar las órdenes y ahora ya no sirva decir que esto se hace, porque sí.

Hemos llegado a la crisis del poder porque se ha perdido la autoridad. Sobre todo la autoridad moral que nace de la justificación reflexiva de las razones para sustentar el poder. Se puede discrepar de una argumentación, pero siempre se respetará al que la formula; lo que no se puede aceptar es una orden basada en el engaño, en la ocultación de la verdad o en la tergiversación de la información. Estos planteamientos eran los que se utilizaban cuando la mayoría era analfabeta e ignorante y además no disponía de medios para su formación ni capacidad para conseguir información. Ahora es muy distinto porque la mayoría tiene acceso a la formación y además es prácticamente imposible que nadie sea capaz de dominar todos los medios de comunicación, y en estas circunstancias es imprescindible utilizar la argumentación para que se sustenten las normas que se tratan de imponer.

Estamos asistiendo a la lucha denodada de los distintos grupos de poder por controlar la información. La guerra de los medios es el campo de batalla en el que se lucha para hacer llegar a la “opinión pública” las “verdades” que cada uno defiende, porque entienden que así podrán mantener o conseguir el poder, que es lo que verdaderamente interesa. Y es que el poder político trae consigo el poder económico, o al revés; el que tiene el poder económico puede conseguir los medios que a la larga les facilitará el poder político. Lo que realmente interesa a los ciudadanos es un tema secundario. Y así asistimos a grandes debates políticos sobre cuestiones teóricas que realmente inciden sólo tangencialmente en la vida y bienestar de los ciudadanos, pero que los “líderes” quieren mantener vigentes para justificar su existencia. Y en demasiadas ocasiones se utiliza el concepto “patria” como argumento para sus fines, porque saben que es un concepto de valoración absoluta que llevamos grabado en nuestro subconsciente y que pude justificar por sí solo afirmaciones que de otra forma tendría muy difícil justificación. 

Con la llegada de la democracia, se consagró una norma novedosa a la hora de determinar lo que se puede o no se puede hacer: la decisión de las mayorías. Y esta norma es la que en la actualidad decide todas las leyes civiles. Ahora es legal muchas de las cosas que antes estaban prohibidas. Y esta circunstancia ha modificado significativamente las relaciones entre los ciudadanos con su patria y entre los componentes de las familias. Se derogó el servicio militar que era la base del concepto de subordinación a la “patria” y se autorizó el matrimonio homosexual que rompía el concepto tradicional de “familia”. Algo muy importante estaba ocurriendo, que socavaba los cimientos mismos de dos de los pilares fundamentales de la civilización.

No ocurre lo mismo con las religiones. Aquí la opinión de la mayoría no se tiene en cuenta porque las verdades o dogmas están dictadas por dios y son inalterables. No obstante si se han ido modificando distintas normas morales por la evolución de las costumbres y se han abandonado posiciones dogmáticas cuando la ciencia ha demostrado que eran erróneas.

Y el problema es que muchas personas, al estar acostumbrados a aceptar todo lo que les decían sin cuestionarse prácticamente nada, están aceptando ahora, también sin cuestionarlo, todo lo que dicen otros pseudo científicos o intelectuales, en sentido contrario.

Un hecho que pone de manifiesto lo anterior es lo ocurrido con la publicación de “El código da Vinci”. Es una novela de intriga muy bien construida, con una prosa fluida y sin demasiadas pretensiones literarias. La trama se basa en diversas teorías sin base real y con evidentes errores históricos tanto a la hora de hablar de obras de arte como de ubicaciones geográficas. Pero estos errores no tienen demasiada importancia a la hora del desarrollo de la acción que es lo importante de la novela. El problema es que muchas personas han aceptado las arriesgadas teorías del autor como “verdades” o “dogmas de fe” y se han basado en ellas para plantear una descalificación global del cristianismo.

Por otra parte, algunos sectores de la iglesia han visto en esta novela un ataque frontal a su doctrina y no han dudado en demonizarla y ver en ello un paso más de la campaña orquestada por sus “enemigos” que cada vez son más poderosos.

Y no se dan, o no se quieren dar cuenta, que el problema está dentro de la misma iglesia. No se pueden seguir manteniendo postulados ridículos aceptando literalmente “relatos” de los evangelios y más aún del Antiguo Testamento, que repugnan a la inteligencia, en vez de centrarse en la verdadera doctrina de Jesús. Nadie, en ningún lugar del mundo ni desde ningún planteamiento filosófico, discute la ingente labor de la iglesia en favor de los desfavorecidos que están llevando a cabo órdenes religiosas y particulares, cuyas cabezas visibles podrían ser la madre Teresa de Calcuta o el padre Vicente Ferrer. Lo que sí es discutible son las cuestiones bizantinas que se plantean para mantener cuestiones morales totalmente superadas por la sociedad, sobre todo en lo referido a la sexualidad.

Lo que llama la atención es el afán de muchos “fieles” de querer imponer su forma de entender la vida a los demás. Los preceptos religiosos “sólo” se pueden aceptar desde una posición de “fe”. Los que “creen” tienen todo el derecho a que se respeten sus creencias, pero no pueden pretender que los que no tienen esa fe, las deban acatar también. Y ya hemos dicho que ahora es muy difícil basar la argumentación en una fe ciega, con el apoyo del castigo eterno para los pecadores.

Con frecuencia las personas “bien pensantes” se lamentan de la pérdida de los valores tradicionales entre la juventud y se tiende a comparar la docilidad de la juventud de antaño con las posiciones actuales en las que se llegan a ridiculizar los valores tradicionales, dejando en entredicho la obediencia a los padres, la virginidad, el sacrificio, el compromiso y el esfuerzo necesario para conseguir objetivos. Si analizamos las causas de la pérdida de estos valores, posiblemente la podamos encontrar en que nadie se ha preocupado de argumentar los beneficios de la virginidad, del esfuerzo e incluso del sacrificio imprescindible para conseguir objetivos deseables, ante los que es necesario sacrificar otros objetivos menores, y hacerles ver a los jóvenes que en la mayoría de las ocasiones es imprescindible renunciar a algo, porque nunca se puede tener todo. El sacrificio y la renuncia no son buenos en sí mismos, pero será bueno irse entrenando en ellos para hacernos fuertes para afrontar la vida adulta. Y a partir de estos planteamientos que cada cual decida cual es su opción. Es posible que los jóvenes puedan entender estas argumentaciones mejor que si les decimos que esto o aquello es pecado o que no está bien visto por la sociedad.

Nos encontramos, pues, en una época de cambios profundos en las sociedades, sobre todo occidentales con una tradición judeo cristiana, en la que se ha producido una evolución basada en una mayor formación y en una mundo de la información de fácil acceso y difícil de controlar. No ocurre lo mismo en otras civilizaciones como las orientales y sobre todo la musulmana, en la que se han cuidado de evitar estos dos fenómenos de la educación y de la información.

En estas civilizaciones, se ha producido una evolución diametralmente opuesta a la occidental. Mientras en occidente se iba produciendo un real distanciamiento entre los poderes políticos y religiosos y las leyes civiles tenían menos influencia de los dogmas y moral religiosa, en la civilización musulmana los poderes religiosos se han logrado adueñar del poder político y sus leyes civiles están dictadas por la filosofía religiosa. Y como hemos indicado anteriormente, en las religiones no se tiene en cuenta la opinión de las mayorías porque los dogmas y mandatos emanan directamente de dios.

Esto es la raíz del integrismo cuyos resultados están a la vista en todos los países bajo la influencia del Islam. Lógicamente, esta concepción de la vida proporciona a estas naciones una aparente “paz” interna, dado que nadie se atreve a manifestar su oposición, y puede llegar a que algunos nostálgicos añoren la tranquilidad que proporcionaba un régimen dictatorial en el que todo estaba reglamentado, atado y bien atado, donde cada cual “sabía” lo que tenía que hacer y era mucho más fácil controlar a los ciudadanos, a los fieles y a los hijos.

Es posible que el problema no esté en el relativismo, sino más bien en la intolerancia. Si las personas fuese más tolerantes y no se intentase imponer a los demás sus creencias y convicciones, si de vez en cuando, se cuestionasen los propios planteamientos y se admitiese la posibilidad de no estar en posesión de la “única” verdad, y se relativizasen algunas de esas verdades inamovibles, entonces, posiblemente, sería más fácil la convivencia y se pudiesen aceptar por parte de la mayoría unos valores en los que cimentar la convivencia social, religiosa y familiar, pero nunca basados en el engaño, la tergiversación y, sobre todo, en la opresión del más débil.


FIN



miércoles, 19 de diciembre de 2018

DIOS, PATRIA Y FAMILIA. III FAMILIA.



FAMILIA

Pero estas dos ideas fundamentales como “dios y patria” que organizaban la vida social y espiritual de los pueblos necesitaban de un tercer fundamento para controlar la totalidad de la vida de los hombres. La vida cotidiana. Era necesaria otra idea que controlase a los individuos desde la cercanía, desde la inmediatez y desde el inicio. La tercera idea era la Familia. 

El hombre, cuando nace, no puede subsistir sin sus padres. Su crecimiento armonioso, su educación y su formación para conseguir las habilidades necesarias para su desarrollo, encuentran en la familia su entorno ideal. Pero también, los “jefes” de la familia descubrieron que los hijos eran una mano de obra indispensable para la subsistencia y crecimiento de la familia y lo mismo que habían hecho los teólogos o los líderes políticos, exigieron a sus descendientes una “obediencia ciega” y la sumisión a las normas establecidas, pues de esta forma se garantizaban la permanencia hasta el final de sus días, y el premio estaba que, manteniendo el ”status”, la situación se mantendría permanentemente. Obedeciendo a los padres cuando eres joven conseguirás que tus hijos te obedezcan cuando seas viejo. El secreto es mantener el poder -dinero, posesiones, influencias- mientras vivas; después lo heredarán tus hijos.

De igual forma que Dios es el dueño de los destinos espirituales de los hombres, y los líderes políticos pueden disponer de sus vidas y haciendas cuando es por bien de la patria, los padres son los “dueños” de sus hijos, y pueden decidir su destino. Así fue mientras las estructuras económicas estuvieron basadas en la economía familiar. Los hijos se casaban con quienes decidían los padres y quedaban bajo su influencia dentro del clan familiar hasta que moría el patriarca y heredaba el primogénito. El destino de los otros hijos, si no eran necesarios para la subsistencia del clan, era la defensa de las otras dos ideas fundamentales: o se hacían clérigos para mayor honra de dios o soldados para defender a la patria.

Y el resultado de todo este planteamiento es que los hombres tenían que estar subordinados a estas tres ideas absolutas, y cada una de ellas se encargaba de dictar normas para garantizar su permanencia sin tener en cuenta, la mayoría de las veces, el bien de las personas. Con las normas emanadas de la religión, de la patria y de la familia está totalmente reglamentada y dirigida la vida de una persona, desde que nace hasta que  muere. Y el objetivo es que nadie se salga de esta norma. El infractor puede ser castigado por su dios con  el infierno, desterrado o incluso ejecutado por su rey y desheredado por su padre, y además, en todos los casos, será señalado y anatemizado por sus iguales, como elemento desestabilizador del sistema, que es necesario reconducir o incluso eliminar.
Continuará...


martes, 18 de diciembre de 2018

DIOS, PATRIA Y FAMILIA. II PATRIA.



PATRIA:

El segundo de los valores que sustentaban nuestra civilización era La Patria. Y también vamos a retrotraernos a los primeros tiempos para intentar encontrar su justificación. Ya se sabe que una de las necesidades del hombre es la “pertenencia”, sentirse parte de una comunidad, que le ampare y defienda y sea garante de sus peculiaridades y diferencias con los “otros”.

Cuando los primeros grupos de personas primitivas crecieron, se fueron formando las tribus y los pueblos que se asentaban en un territorio conservando sus tradiciones, sus costumbres, su idioma y su religión. Escogían a su líder y se daban normas de conducta que facilitasen la convivencia entre ellos.

En principio el líder era el más fuerte, el que mejor les garantizaba la seguridad frente a los otros pueblos, o el que era capaz de llevarles a la victoria conquistando otros territorios. Como ya se sabe que el más fuerte no suele ser el más listo, esto fue cambiando poco a poco, y los más listos, que eran conscientes de no poseer la fuerza suficiente para hacerse con el poder, se les ocurrió decir que ese poder les llegaba por la gracia de dios, llegando algunos de ellos a proclamarse dioses para que nadie pusiese en duda su legitimidad. Y la idea dio unos resultados espectaculares pues aún en día hay quienes se mantienen en el poder con este cuento.

Y estos líderes, también conocidos como reyes, emperadores, monarcas, faraones, califas, incas, dictadores, guerrilleros o caudillos,  no dudaron en embarcar a sus países en cruentas guerras para ampliar su poder y sus posesiones,  sin importarles demasiado la vida y las haciendas de los súbditos, con la excusa del bien de la patria, a la que también llamaban nación, estado, país, o república.

Los pobres e ignorantes ciudadanos iban contentos hacia la muerte enaltecidos por las arengas de sus “líderes carismáticos”, con el corazón henchido por los himnos militares y siguiendo las banderas que eran el símbolo del honor de la patria por la que se debía morir si era necesario. 

Cuando cambiaron los tiempos y fueron desapareciendo los líderes por designio divino y los pueblos empezaron a elegir a sus dirigentes por votación, éstos tuvieron siempre muy claro que había que mantener la idea de la patria común, ya que con esta entelequia podían justificar la “invasión de otros países” o la “defensa” de la unidad artificial de la patria, como un valor al que se debía supeditar, incluso, la voluntad de  todos, sin importar demasiado las diferencias reales ni la historia pasada de los pueblos.

Porque si repasamos la historia nos encontraremos que sólo se ha conseguido la unidad de pueblos con distintas características, tradiciones y lenguas, cuando ha sido impuesta por la fuerza. Sólo será permanente la unidad cuando nazca de la voluntad de estos pueblos, naciones, estados o países, nunca cuando quiera ser impuesta por la fuerza.

Los líderes políticos,  como los religiosos, sabían que “vendiendo” a sus pueblos ideas grandilocuentes como “dios” o “patria” podían conseguir su adhesión inquebrantable y su obediencia ciega, procurando además que fuesen valores absolutos, que se encargaron de mostrar como bases de la misma sociedad, sin los cuales se iría irremediablemente al caos, y lo que era mucho más peligroso: la sociedad caería en manos de sus enemigos que estaban al acecho para destruirla.
Continuará...



jueves, 14 de junio de 2018

EL LISTÓN EN LO MÁS ALTO.




Voy a empezar diciendo que me parece lógica la dimisión de Màxim Huerta, que es la decisión lógica después de su contencioso con Hacienda por declarar unos ingresos a través de una sociedad cuando era una persona física y debía cotizar por el IRPF.
Dicho esto, habrá que convenir que el listón se ha colocado muy alto. Habrá que convenir también que la falta tributaria del exministro dista mucho en gravedad con otros temas de corrupción a los que nos tenían acostumbrados otros políticos, pero, ya digo, creo que es coherente la dimisión. 
El problema es que, a partir de ahora, va a ser cada día más difícil encontrar candidatos para ocupar un cargo público.
Por otro lado también considero lamentables la declaraciones de los distintos políticos rasgándose las vestiduras y pidiendo su dimisión cuando hace poco defendían a sus correligionarios con casos bastante más graves.
No digo más que yo que pensaba presentarme a las próximas elecciones municipales, tengo que confesar que no puedo presentarme a ningún cargo político porque el otro día llamé a un fontanero para que me arreglase un grifo de la cocina y le pagué 70 euros y no me dio factura, ni me cobró el IVA; lo cual me inhabilita, de por vida, para ejercer,ni siquiera, como concejal en mi Pueblo.

domingo, 25 de marzo de 2018

EMPACHO






Yo soy goloso y me gustan los pasteles. Dicen que hay un remedio para esto; entrar en una pastelería y hartarte de pasteles hasta que llegas a aborrecerlos. Es lo que se llama coger un empacho. Y lo mismo puede pasar con otros alimentos que te gusten mucho, incluso con el jamón de pata negra, aunque eso te puede salir un poco más caro.
Y eso es lo que ocurre también con cualquier tema de actualidad. Ya sean las manifestaciones feministas, las nevadas, los crímenes horripilantes, los presupuestos del Estado, los corruptos o las infidelidades de cualquier famoso. Cuando salta cualquier noticia que tenga un cierto tirón, todas las cadenas de televisión se ponen de acuerdo para no hablar de otra cosa. Y telediarios, tertulias, noticias de alcance, programas especiales, o cualquier otro formato se inundan con las imágenes (generalmente pocas) que se repiten machaconamente hasta lograr el empacho del espectador.
Bueno, y si se trata de una noticia propicia a un tratamiento jocoso, pues bien va. Pero si nos encontramos con cualquier tema desagradable, ya se encargarán los “profesionales” de buscar los aspectos más morbosos para llevar hasta la náusea, a los sufridos telespectadores que no pueden huir a otras cadenas, porque en todas están poniendo lo mismo; ya se sabe, la única posibilidad es apagar el aparato, aunque cueste trabajo hacerlo porque ya nos hemos acostumbrado a vivir con el ruido de fondo de la televisión.
Claro está que cada una de las cadenas de televisión que emiten la noticia lo van a hacer con ópticas bien diferenciadas. Si se trata del crimen horroroso de un niño, unos lanzarán toda su artillería para buscar los detalles más escabrosos que encuentren para llevar la morbosidad a sus más altas cotas que se puedan imaginar; otros harán hincapié en la deprimida realidad vital del entorno para denunciar la injusticia social que ha motivado la tragedia, y otros aprovecharán para pedir que no se derogue la cadena perpetua, eso que ahora se llama con el eufemismo de la prision permanente revisable, a la que se van apuntando los partidos políticos, según convenga para conseguir más votos en las próximas elecciones.
Y el resultado es similar al del atracón de pasteles. Después de dos días, ya no quieres oír hablar de pensionistas, de la señora Lapiedra y del pobre niño de Almería; ni de la Susana Griso, Maria Patiño, Ana Rosa y Antonio Ferreras; ni de Camps, Granados o el Bigotes. 
Ya sabéis, el remedio: unos días a bicarbonato.

sábado, 24 de febrero de 2018

PERO ¿NOS PODEMOS FIAR DE ALGUIEN?




El descrédito se está apoderando de todos nosotros. Los que hasta ahora habían sido un referente de honestidad y las personas que tradicionalmente venían siendo un modelo de conducta intachable empiezan a defraudarnos. 
Los escándalos sexuales de Oxfam, la detención de un maestro que durante tres años había violado a una niña, los curas pederastas, los tesoreros ladrones, los padres de la patria que nos daban lecciones de honorabilidad y ahora están en la carcel, están consiguiendo que ya nadie se fíe de nadie. Ya se que no son todos, que alguien debe ser honesto y responsable, pero hay tantos que están acabando con la credibilidad de todos nosotros.
Es posible que nadie pueda tirar la primera piedra y todos tengamos algo que ocultar en nuestras vidas. ¿Quien no ha pagado una factura sin IVA? ¿Quien no ha hecho un favor a un amigo? ¿Quien no se ha equivocado o ha metido la pata en alguna ocasión? Pero no es eso. El problema está cuando un grupo de personas, que han sido elegidas para representar al ciudadano, se organizan para saltarse la ley y lo hacen con la mayor desfachatez y alevosía, amparados en su privilegiada situación y sustentados por el poder que ellos mismos ostentan. 
Un juez dictamina que el Partido Popular se ha financiado ilegalmente; pero esos son cosas del pasado, el PSOE tiene sus “Eres” en Andalucía, Podemos se financió en Venezuela y Ciudadanos también hizo trampas según el Tribunal de Cuentas. La cuestión es hacer llegar a los votantes que todos son peores. 
Y lo malo de todo esto es que los votantes tradicionales de cada partido siguen  dispuestos a seguir votándolos, a pesar de todo y a pesar de lo que digan los jueces. Es curioso que cuando se destapan estos escándalos, los afectados hablan de la presunción de inocencia y dicen que hay que esperar a que hable la Justicia, y cuando sale el veredicto condenatorio, después de muchos años, entonces dicen que, políticamente, el asunto está amortizado porque los autores, pasado el tiempo, ya no están en el partido.
Después de todo lo que nos estamos enterando por las declaraciones de los “arrepentidos”, ¿alguien puede tener alguna duda de que Esperanza Aguirre, Mariano Rajoy y los demás mandamases de los partidos, no sabían lo que estaba ocurriendo?
Yo todavía pienso que hay gente honesta que está dispuesta a colaborar en la gobernación de los pueblos; estamos a poco más de un año para las nuevas elecciones municipales; habrá que animar a que estas personas se decidan a presentarse y no hacer caso de los que nos digan que todos son iguales; porque no es cierto. No todos son iguales. Unos ya han demostrado lo que son capaces de hacer y todos lo sabemos; a los que vienen, al menos, debemos ofrecerles el beneficio de la duda y con un poco de suerte, podemos encontrar al hombre honrado, nuestro Noé, que nos pueda salvar del diluvio universal.

sábado, 11 de noviembre de 2017

ADOCTRINAMIENTO Y MANIPULACIÓN



Siempre, los que ostentan el poder, han intentado e intentarán adoctrinar y manipular a los que dominan. Ya sean los poderes religiosos, los poderes políticos o los poderes familiares. Todos.
El otro día, en la Cadena TRECE, dentro del programa EL CASCABEL, leían una carta de una niña de 9 años en la que felicitaba al programa porque se ocupaban de poner de manifiesto la opresión que estaban padeciendo los niños catalanes en las escuelas. La madre de la niña, en la postdata, hablaba de la "insufrible manipulación" a la que estaba sometida su hija. La carta estaba redactada de forma que pareciese escrita por una niña, con dibujito incluido; pero ni los esfuerzos del presentador por asegurar que estaba redactada por una niña de solo 9 años, ni el sentido común, podían hacer creíble que una niña de esa edad fuera capaz de idear semejante misiva. 
Esa niña, además de las posibles manipulaciones que estuviese "sufriendo" en su colegio, estaba padeciendo también la "terrible" manipulación de sus progenitores que, sin duda, la "animaron" a escribir al programa, si no fueron ellos mismos los que usurparon su personalidad para hacerlo. Si hubieran dicho que la niña mandó un WhatsApp, hubiera sido más creíble.
En los tiempos de la posguerra en España si que había adoctrinamiento y manipulación generalizados por parte de la Iglesia, el Estado y la Familia, con el agravante de no existir ningún contrapeso ni información disponible. 
Ahora, la diversidad de los medios de comunicación e internet ponen a disposición de los usuarios la información necesaria para poder estar informados, si bien es necesaria la voluntad de hacerlo y no conformarse con lo que los poderosos nos quieren "vender".
Ahora, más que nunca, es necesario tener la mente abierta y no estar dispuestos a "comprar", a cualquier precio, los mensajes baratos que nos llegan llenos de adoctrinamiento y de manipulación desde todas partes.
Ahora, generalmente, solo se quejan de la manipulación y el adoctrinamiento los que no son capaces de imponer la manipulación y el adoctrinamiento propio.

martes, 29 de marzo de 2016

DIOS, DESDE LUEGO, NO TIENE LA CULPA.



Dice el Génesis que Dios creo al hombre a su imagen y semejanza; yo creo que no, que fue el hombre el que se fabricó un dios a su interés y conveniencia. Dios, allá en el Cielo, debe estar hasta las narices de cómo los hombres, en toda la épocas han intentado usar su nombre en vano, para justificar lo injustificable, y si no ha mandado ya una rayo fulminante es porque su bondad es infinita y no se parece en nada a los humanos que ya nos habríamos exterminado por mucho menos, porque y se sabe que la paciencia no es una de las virtudes que más nos adornan a los hombres.
Los hombres somos muy dados a opinar de lo humano y lo divino y todos tenemos en nuestro interior un seleccionador de fútbol y un predicador siempre dispuesto a dar la lista definitiva para la Eurocopa o dogmatizar sobre lo que Dios verdaderamente quiere, aunque no hayamos hecho el curso de entrenadores o no hayamos leído un libro de teología en nuestra vida. 
Yo, que también se mucho de fútbol y de teología, también me atrevo a dar mi alineación o dogmatizar sobre cualquier cuestión que se plantee de moral, buenas costumbres o dogmas religiosos. Pero debo confesar que de lo que yo digo no tiene ninguna culpa ni Dios ni Vicente del Bosque.
Cuando empecé a escribir este artículo pensaba poner a parir a los que se atreven a escudarse en Dios para rebatir lo que a ellos no les gusta, y sobre todo a defender lo que ellos no suelen practicar; pero me he dado cuenta de que estaba a punto de caer en lo que yo quería rebatir. 
Así que, solo quiero decir que no. Que Dios no tiene la culpa; que El está en su Cielo soportando las chorradas de los que dicen defenderlo y es tan paciente que no les manda a sus ángeles con las espadas flamígeras para callarlos de una vez... Aunque yo creo que ganas no le deben faltar, y desde luego estoy seguro que se cuidaría de utilizar los hirientes apelativos  de "grueso anticlerical", "comecuras", "laicistas rancios", "ateos combativos", "partidarios del exterminio de la religión católica", etcétera... que el otro día utilizaba en su artículo don Carlos Herrera para denostar a los que, según el, no comparten algunas de las premisas de la Iglesia católica.

miércoles, 13 de enero de 2016

HIJO, TÚ A LO TUYO.


Ya se sabe, porque lo hemos oído muchas veces, que no se puede pedir peras al olmo. Y es que el olmo también tiene fruto; no tiene nombre, es de forma de "sámara" y no tienen más utilidad que llevar la semilla del propio olmo, y por lo tanto no se puede utilizar ni para la alimentación ni para la medicina; pero desde luego, tenerlo, lo tiene, aunque no sean peras. Como mucho, el mejor fruto del olmo es su sombra, que para dar sombra si es bueno.
Y viene todo esto a cuento de que, en muchas ocasiones, pedimos a la gente que haga cosas para las que no está dotado. Rocío Jurado, que cantaba como los ángeles, daba pena cuando hablaba, y algo parecido le ocurre a Raphael. Messi que es un fenómeno para jugar al fútbol, no necesita además ser un "Demóstenes" para ser el mejor en lo suyo. 


Pero asistimos muchas veces al espectáculo de ver cómo deportistas o artistas, muy buenos en sus profesiones, quieren también ser referentes de opinión en tertulias o debates, y claro, no. Se puede ser muy bueno pedaleando, pintando, cantando, cocinando y dando patadas a un balón, pero de ahí a que además sean inteligentes y ponderados a la hora de expresar sus ideas políticas, sociales, económicas o religiosas, va un abismo. Eso solamente lo han conseguido Belén Esteban y Piqué, o al menos eso piensan ellos, porque no paran de decir chorradas, y lo malo es que, a algunos, hasta les hace gracia. Yo les diría, ¡Hijo, tú a lo tuyo!... Sí, lo de Piqué es darle patadas a un balón, pero lo de Belén... ¿Qué es lo suyo?

domingo, 20 de septiembre de 2015

"SELECCIÓN NATURAL" DE MARIA INMA ESCRIBANO ALBENDEA, FINALISTA DEL CONCURSO DE ARTÍCULOS DE OPINION "ENRIQUE SEGOVIA ROCABERTI"


Cuando la leona siente cercana la amenaza y agarra con fuerza entre las fauces a su cachorro, sabe que los otros vástagos no sobrevivirán; es una infame ley natural que se basa en la selección, como tantas otras cosas en la vida. Me recuerda mucho a la protagonista femenina de La decisión de Sophie, del director Alan J. Pakula, en la que una hermosa emigrante polaca y católica, magníficamente interpretada por Meryl Streep, es conducida a un campo de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial, y obligada a tomar la imposible decisión de elegir a cuál de sus dos hijos pequeños salvar de las garras nazis.
De nuevo la selección se convierte en pieza esencial de la vida. Decidir quién sobrevivirá es muy parecido, salvando las distancias, a decidir quién recibirá una formación de calidad que posibilite al individuo desenvolverse en una sociedad donde se premia la autonomía, el talento y la competitividad. En definitiva: sobrevivir. En nuestras aulas impera la selección. Es cruel, sobre todo cuando en ellas se encuentran nuestros hijos, pero es así, y poco se hace para evitarlo. Nos hemos empeñado en los últimos años en que nuestros jóvenes sean diferentes, irrepetibles, originales, cada uno con sus fabulosas capacidades o sus pequeñas dificultades a la hora de aprender.
Y hecho el diagnóstico, hemos pretendido que nuestro competente profesorado atienda a esas diferencias ofreciendo al alumno una formación personalizada. Tareas complementarias, ejercicios de refuerzo, exámenes adecuados a sus necesidades… Medidas forzosas pero difíciles de llevar a la práctica con resultados óptimos pues el elevado número de alumnos por aula impide que aquellas cobren eficacia y utilidad. De nuevo el león acecha y la leona selecciona.
Mi hija está en esa clase y tiene un problema grave de aprendizaje. No comprende lo que lee, le cuesta entender las explicaciones del profesorado, es más lenta en realizar las actividades… Mi hijo está en esa clase. Ha sido diagnosticado como un alumno de altas capacidades, tiene un talento especial para las matemáticas y quiere ser ingeniero. Mi hijo está en la misma clase. Lleva un desarrollo normal, se esfuerza a diario y obtiene buenos resultados. Mi hija también está en esa clase. No quiere seguir estudiando y nos está costando mucho esfuerzo obligarla a acabar la Educación Secundaria Obligatoria.
Hay otros 32 compañeros, cada uno con sus necesidades, intereses y aptitudes. De nuevo el león acecha. Y de nuevo impera la selección. El profesor sabe que debe ofrecerles una formación hecha a su medida pero eso supone dedicar a cada uno de los alumnos un tiempo del que no dispone.



Son alrededor de 50 minutos, los que suele durar una clase, de búsqueda de infinitos instrumentos para llevar a cabo esta difícil tarea; minutos de los que no dispone para repetir cuantas veces haga falta el objetivo a conseguir ese día, minutos para hacer que los que han captado la idea trabajen; minutos para motivar al alumnado superdotado que ha alcanzado el objetivo de sobra; minutos para atender a los alumnos disruptivos; minutos para solucionar los pequeños problemas de la convivencia en el aula, para hacer funcionar el ordenador, la pizarra digital, hacer guardar silencio, imponer respeto, enseñar en valores… Los minutos se agotan y el resultado es frustrante.
El profesor, cabizbajo, llega a casa consciente de su fracaso. El problema: el número de alumnos. La solución, a la que no quiere llegar pero a la que irremediablemente llega: la selección. Al día siguiente, con toda probabilidad, explicará los contenidos de la materia teniendo en cuenta solo a un número concreto de alumnos, imponiendo un nivel al grupo que el resto tendrá que ponerse las pilas para alcanzar. Y así, los alumnos de altas capacidades acabarán desmotivados porque la asignatura se les hace obvia y aburrida y los alumnos con dificultades de aprendizaje se sentirán desmoralizados y olvidados por un sistema tal vez eficiente en la teoría pero imposible en la práctica.

Sin embargo, todavía queda hueco para la esperanza, para que los padres del sistema educativo reflexionen acerca de la realidad, pero la del día a día, la que golpea en la cara del profesorado cada mañana, cuando abre el aula y cae en la cuenta de que se ha vuelto más pequeña, que la convivencia resulta más difícil, que aumentan los conflictos, que esos alumnos tendrán menos posibilidades de participar en las actividades, que la acción tutorial y el seguimiento personalizado se complica, así como la colaboración con las familias, que el tiempo efectivo de clase se reduce, que el trabajo colaborativo y las metodologías participativas van cediendo terreno a las expositivas, que el profesor limita sus instrumentos de evaluación porque no hay tiempo real para realizar tantos exámenes como serían necesarios, revisar cuadernos, corregir trabajos individuales y de grupo… Y mientras el profesor toma el oxígeno suficiente antes de entrar en el aula, los padres del sistema educativo teorizan sobre lo que puede ser mejor para sus hijos, los nuestros, sin tener realmente en cuenta ni a aquel ni a estos últimos. Una vez más el león acecha.

lunes, 13 de julio de 2015

LOS GRACIOSILLOS.


Lo popularizaron los "guiñoles" de Canal Plus. La formula es muy sencilla: se trata de fijarse en un personaje, hacer su caricatura y luego ironizar y sacar su aspecto más chistoso y humorístico para, generalmente con mucho ingenio, reírse de lo divino y de lo humano. Después la formula se ha querido imitar, cambiando los muñecos por actores caracterizados, pero ya sin tanto ingenio y mucho menos gracia.
Pero la idea de hacer critica humorística de las noticias serias ya era clásica desde hace mucho tiempo. Desde la literatura satírica a la novela picaresca se basaban mas o menos en esta misma fórmula. 
Ahora, posiblemente, es el Gran Wyoming el mejor ejemplo de esta práctica en televisión. Y el ejemplo esta siendo seguido, aunque sin llegar al original, por otros muchos. Se trata de ser agresivos, de reírse de situaciones, de personajes y de hechos, buscando su aspecto más risible y tratando de poner a los personajes en evidencia, haciendo preguntas incómodas, y muchas veces rayando la impertinencia y la falta de educación.
Generalmente tienen gracia... Para el espectador, porque maldita la gracia que debe hacerles a los afectados.
Por lo tanto no es extraño que sea tan denostado por sus "enemigos" políticos y jaleado por sus "amigos".
Pero hay que recordar que este sistema se viene practicando -en la prensa escrita- desde ya hace tiempo por los conservadores.


Antonio Burgos, Alfonso Usia, Carlos Herrera, es un poner, llevan mucho tiempo contándonos sus "ocurrencia" y mostrando su "gracejo" para tratar de asuntos serios. 
Y es que es un trampa eso de descalificar y ridiculizar cualquier planteamiento sin entrar a rebatirlo sin argumentos, sino solamente haciendo un chiste ingenioso o un juego de palabras, y luego soltar una patochada, cuanto más grande mejor, aunque no se se sostenga en una mínima racionalidad. 
Y el caso es que algunas veces tienen gracia y son ocurrentes, pero otras, son patéticos, porque es muy difícil estar todos los días a la misma altura.
A mi no me gustan los "graciosillos" de turno; pero mucho menos cuando Marhuenda, Federico Jimenez Losantos o Eduardo Inda, por ejemplo, se quieren "hacen los graciosos".

domingo, 31 de mayo de 2015

UNIFORMES

Jules Renard escribió: “Me gustan las vacas, pero tampoco hay que exagerar. Son como todo el mundo”

Escena frecuente en las películas: el uniformado (policía, bombero, obispo, etcétera) proclama con dramatismo: “¡Ahora te hablo como padre (marido, hermano, hijo…como hombre) y no como policía (bombero, obispo, etcétera)!”. Se da a entender así que se despoja de su uniforme convencional y se reviste con otro invisible de mayor integridad y fulgor, libre de trabas oficiosas, al servicio de una personalidad moral arrolladora de remilgos pero más digna de respeto. Pues resulta que ser policía (bombero, obispo, etcétera) impone unas cortapisas artificiales y dañinas para una autenticidad personal que sólo se revela en el desbordamiento de lo íntimo, cuando el personaje se convierte también en mejor policía (bombero, obispo…) que quienes lo son sólo profesionalmente.
Algo parecido ocurre cuando los cargos públicos recién elegidos se sacuden el uniforme político y reclaman que ellos no se reconocen en su convencionalismo, que hablan y actúan de manera diferente porque son “como la gente”. Igual que Clark Kent cuando se mete en la cabina de teléfonos para quitarse la camisa y las gafas y revelarse Superman. No veo que ventaja hay en ser “gente”. Siempre he creído que lo peor de los gobernantes es lo mucho que se parecen a la gente que les vota. Suelen ser igual que ellos, incultos, venales, interesados sólo en lo suyo, adictos a las supersticiones de la identidad, la moda y las encuestas. Ayer soñé con poder votar a alguien que no fuera “gente” como yo, sino realmente superior en mérito, sin arrogancia codiciosa. Alguien sabio, desprendido, ecuánime: beneficioso. Pero no me hago ya ilusiones y me resigno. Un día de campo, Jules Renard escribió: “Me gustan las vacas, pero tampoco hay que exagerar. Son como todo el mundo”. Con los electos en las urnas pasa igual.

domingo, 8 de marzo de 2015

MEJOR, LO BUENO POR CONOCER.


Nos lo decían de pequeños y nos lo llegamos a creer: “Es mejor lo malo conocido, que lo bueno por conocer”, o “Más vale pájaro en mano que ciento volando”. Y de tanto oírlo llegamos a interiorizarlo y nadie se lo atrevió nunca a cuestionar.
Y es que cuando éramos pequeños, por lo menos en mi pueblo, todos eran muy conservadores  o todos tenían demasiado miedo. Eran tiempos de posguerra y con poco nos teníamos que conformar. Un pájaro en la mano apenas si daba para comer ese día, pero no era poco; mañana, Dios diría, y veíamos cómo se escapaba una hermosa bandada de pájaros volando libremente y sin que nadie les molestase.
Y mira que era malo lo que teníamos que soportar; pero se nos aseguraba que era muchísimo  mejor que lo bueno que podríamos esperar y que nunca llegaba a suceder.
Pero un día, siendo ya un poco mayor, pensé que había que arriesgar y no quise el pájaro que me daban en la mano, cogí un tirachinas y me fui al campo a esperar que pasase la bandada de pájaros. Es día no comí; ni al siguiente, pero al tercero, el hambre me hizo afinar la puntería y ese día si comí pájaro y por cierto que me supo mucho mejor que el que acostumbraban a darme en la mano. Después hubo días en los que comí más de uno e, incluso, de vez en cuando podía invitar a comer a mis amigos.
La experiencia me animó a esperar en el futuro algo mejor que lo que tenía que padecer a diario. Cuando lo comentaba, todos me decían que no; que era demasiado peligroso, que todos eran iguales y que los que ofrecían algo mejor también terminarían engañándote.
Y tuve miedo; me acordé de los días en que me quedé sin comer mi pájaro, y como ya tenía familia, casa y un pequeño olivar, nunca me atreví a esperar algo mejor que lo malo que ya conocía. Pero de un tiempo a esta parte, llevo pensando que podía ocurrir como cuando invitaba a mis amigos a comer los pájaros que había cazado con el tirachinas, y he pensado que posiblemente haya que arriesgarse y que posiblemente sea mucho mejor lo bueno por conocer.

sábado, 14 de junio de 2014

RELIGIÓN PARA LAICOS. I


UNA PEQUEÑA HISTORIA MUCHAS VECES CONTADA.

Eran los tiempos en que las milicias romanas dominaban el mundo. Todo el mundo conocido. Incluso llegaron a dominar un pequeño lugar inhóspito y poblado por una raza altiva y nómada que durante siglos había vagado por el desierto esperando la llegada de un mesías que les libraría de la opresión, según estaba profetizado en sus libros sagrados, que se remontaban hasta el principio de los tiempos. Un pueblo que adoraba a un solo dios y que se consideraba escogido por el creador del universo para ser el guardián de la verdadera religión.

Este pueblo había escrito su historia justificando todos los acontecimientos por la intervención divina, atribuyendo sus victorias a los favores que dios les dispensaba y sus derrotas al castigo merecido por sus pecados. Una religión de estas características tenía, necesariamente, que organizar toda la vida social, política, económica y religiosa del pueblo. Y esta religión era la que prevalecía en el pueblo cuando va a comenzar nuestra historia. No he dicho, pero casi no hace falta, que estamos en el reino de Judá en lo que después sería conocido como año cero de nuestra era.

Eran tiempos revueltos y cuentan que en un pequeño pueblo llamado Belén, una joven  desposada con un carpintero, dio a luz a un niño al que le dieron el nombre Jhosua. De este acontecimiento, después, se contaron muchas historias de pastores despertados por ángeles y de estrellas predecesoras de los modernos “gps” para mostrar el camino a unos magos que llegaron de Oriente con ricos presentes para el recién nacido. Historias, por otra parte, difícilmente creíbles, por lo inverosímil de lo que narran y por los detalles fantásticos con que estaban adornadas.

Este niño, que vivió en otro pequeño lugar llamado Nazaret, debía ser bastante despierto y debió sentir curiosidad por conocer en profundidad las bases de la religión de su pueblo. Aunque no lo dice ninguna de las historias que nos han llegado de su edad juvenil, sus padres le debieron enviar a alguna escuela para que los rabinos le enseñasen las escrituras sagradas, porque años después demostró tener un profundo conocimiento de las mismas.

Curiosamente, después de las anécdotas de su nacimiento, apenas si tenemos noticias de su vida hasta su madurez. Pero si leemos con detenimiento su historia, nos encontramos con un hombre muy normal, que pasó desapercibido durante la mayor parte de su vida y que es de presuponer que debería hacer las cosas normales que hacían sus conciudadanos. En sus años de juventud debió tontear con las jóvenes de su pueblo y es normal que se casase con una de ellas. No demostraba demasiado respeto con las normas de conducta que propugnaba la religión y, a pesar de ser de carácter afable y respetuoso con los demás, sólo se nos muestra colérico y airado cuando ataca a los representantes de la religión.


Decía San Pablo que si Jesús no hubiese resucitado, la fe en su doctrina era vana, pero enseguida aseguraba que Jesús había resucitado. Porque Jesús era Dios. Ya hemos dicho que cuando nace Jesús, el pueblo judío esperaba ardientemente al mesías liberador. Jesús era un hombre excepcional, un gran profeta. Su doctrina suponía una ruptura real con la religión judía. En numerosas ocasiones oponía sus enseñanzas a la ley antigua. Solía comentar: La ley dice.... pero yo os digo.... y llamó a sus enseñanzas ¨la buena nueva”, asegurando que venía a liberar a los hombres de la tiranía de una religión demasiado formalista y carente muchas veces de contenido real.

Jesús no dijo nunca que él fuese dios. Aseguró ser el “hijo del hombre” y ser el enviado del padre. Pero también dijo que todos los hombres eran hijos de dios. Entonces la pregunta sería: ¿Y si Jesús no era dios, si no resucitó, si la religión cristiana está basada en una teoría falsa, no vale nada lo que dijo, no valen sus enseñanzas?

En los evangelios son constantes las referencias a los libros del antiguo testamento y se intenta justificar que en Jesús se cumplían todas las profecías de la religión judía. No obstante, hay que convenir que lo que se narra en los viejos libros de la Biblia son historias y leyendas de un pueblo que históricamente ha querido justificar sus aventuras y desventuras por la intervención de un dios que les había escogido como pueblo predestinado a trasmitir sus enseñanzas. Pero la historia real contradice en demasiadas ocasiones esa tradición.


Si Jesús proponía una nueva forma de entender la moralidad y la relación del hombre con dios, que distaba en gran manera con la religión de su pueblo, ¿por qué sus seguidores  se apoyaron en la religión judía como base de la cristiana? Si nos molestamos en separar todos los rastros de la antigua religión nos quedarían unas enseñanzas morales absolutamente válidas y que fácilmente podrían se admitidas por todos los hombres porque se basan en la ley natural del respeto a los demás.

En este caso, si despojamos a las enseñanzas de Jesús de todas las referencias mágicas, de todos los componentes sobrenaturales, lógicamente nos quedamos sin religión. Serían unas enseñanzas laicas.

Unas enseñanzas que conforman una precisa y tradicional escala de valores, que son generalmente aceptadas en la mayoría de las culturas, y que sobre todo, en la civilización occidental han marcado secularmente la pauta oficial de conducta de nuestra sociedad. 

Continúa... Mañana.

martes, 27 de mayo de 2014

APROPIACIÓN INDEBIDA


Hay cosas que son de todos. Hay cosas que son de la humanidad. Y hay cosas que por ser importantes, todos se quieren apropiar de ellas. Y no solo me estoy refiriendo a cosas materiales. Y no me estoy refiriendo, solo, a la Mezquita de Córdoba.
Existe una polémica en Andalucía por la reclamación que se ha hecho para que la Mezquita pase a titularidad del estado en vez de la que tiene actualmente la Iglesia que, parece ser, la inscribió a su nombre de una forma, al menos, discutible.
Y es que las Iglesias, a través de los tiempos se han ido apropiando de valores que ahora declaran como propios, cuando son valores humanos que pertenecen a todos.
La prudencia, la justicia, la fortaleza, la templanza, la generosidad, el altruismo, la confianza, el optimismo y la ayuda al semejante, aunque a las tres últimas las cambiaron el nombre por fe, esperanza y caridad, no son virtudes cristianas, sino valores humanos.
Paul Claudel, el poeta católico francés nacido en el año 1868, dijo “La tentación del hombre es mostrar que no se tiene necesidad de Dios para hacer el bien” y se quedó tan ancho.
¿Y tantos hombres que a través de los siglos hicieron el bien, con independencia de sus creencias y su filiación política?
Esto es lo que yo llamo una apropiación indebida. Los credos religiosos se han ido apropiando de todos estos valores universales para declararlos de su propiedad, y sin necesidad de inscribirlos a su nombre en los registros de marcas y patentes.
El hombre puede ser un lobo para el hombre pero también puede ser un ángel. Lo de la maldad del hombre por el pecado original no deja de ser una burda excusa para desviar la atención de las verdaderas causas por las que los hombres pueden llegar a ser como lobos para sus propios semejantes.
Efectivamente todos, a poco que nos descuidemos, podemos llegar a ser unos crueles lobos para los otros hombres, ya seamos ateos o creyentes, agnósticos o religiosos; pero el hombre también puede ser justo, prudente, fuerte ante la adversidad, templado, generoso, altruista, optimista, y entregado a la ayuda a sus semejantes porque en sus genes humanos subyacen todos estos valores, y los que profesan una religión pueden tener también estas virtudes, pero no porque sean religiosos, sino porque son humanos; y porque todos estos valores son de propiedad universal, como deberían ser también otros muchos bienes materiales.

domingo, 18 de mayo de 2014

EVOLUCIONISMO


La grosería

La política española todavía no ha llegado al Evolucionismo


 17 MAY 2014 - en el PAÍS.

En España se celebran con mucho entusiasmo los desastres. Hay centenarios, bicentenarios y hasta milenarios de batallas, conquistas, pérdidas, expulsiones y disparates. Todavía se mantienen algunas patrañas remotas, como las que dan lugar a veneraciones antisemitas que la Iglesia bendice, con el culto a niños mártires a los que pérfidos judíos habrían comido el corazón. La grosería histórica. De vez en cuando se homenajea a personajes del saber y la cultura, incluso heterodoxos, pero siempre que hayan cumplido el trámite oficial de morirse, a poder ser en el exilio. Sospecho que algún acto se celebra como una especie de segundo entierro, con la intención de comprobar que el ilustre en cuestión no tomará la palabra. Por ejemplo, en la España de la grosería histórica, el naturalista Odón de Buen no sería bien visto ni en sus propias exequias. Fue uno de los creadores del Instituto Oceanográfico Español. Se cumplen ahora cien años de esta extraordinaria empresa científica, que ha venido demostrando que, además de litoral para construir algarrobicos, España tiene mar. No ha habido interés oficial alguno a la hora de celebrar la vanguardia oceanográfica. A Odón de Buen, enterrado en México, lo expulsaron de la cátedra por enseñar las teorías de Darwin. En expresión del arzobispo que lo excomulgó, su pecado era el de propagar el "maldito E".  Ahí está el cogollo, el gran sofisma. Lo decía así para no mentar el bicho: el Evolucionismo. Hay cosas que han cambiado, pero en los poderes pálidos se mantiene la guerra contra el "maldito E". El dinero público debe pagar la segregación, el apartheid por sexo, en los centros privados. La grosería histórica. Los políticos machotes perdonan la vida a las mujeres indóciles. La grosería histórica. Se suspenden festivales de música prestigiosos, como el Mozart coruñés, y se destinan fondos públicos a la ruina taurina. La grosería histórica. La política española todavía no ha llegado al Evolucionismo.

sábado, 26 de abril de 2014

LA MALA EDUCACION II.




Hablaba el otro día de la mala educación de que se hace gala en muchos concursos de moda en las distintas cadenas de televisión. Pero no es solo en los concursos.
Me ha venido al recuerdo un programa de hace mucho, mucho tiempo, cuando la tele era en blanco y negro y entonces, todavía, yo debía ser bastante joven. Debían ser por los finales de los sesenta o principios de los setenta, del siglo pasado; por supuesto.
En ese programa que se titulaba algo así como “Yo le acuso”, invitaron al célebre escritor y humorista Álvaro de la Iglesia. El presentador, de cuyo nombre no puedo, ni posiblemente merezca la pena, acordarme, le dijo algo así como:
-”Yo le acuso de que usted es idiota”
Don Álvaro, con su flema característica, y después de hacer un significativo y prolongado silencio, le dijo pausadamente:
- “Efectivamente, usted tiene razón, yo debo ser idiota; porque he venido a este programa desinteresadamente, a petición de ustedes y por hacerles un favor. Pero yo vine aquí a que me acusasen, no a que me insultasen, por lo que no puedo permanecer ni un minuto más con ustedes”. (Más o menos literalmente) Y se marchó del plató.


Me han contado que la otra noche ocurrió algo parecido con el empresario de variedades José Luis Moreno, en el programa de telecinco “Hable con ellas”. Cinco señoritas de variada procedencia profesional que hacen entrevistas “al alimón” y en muchos ocasiones, por lo oído, no con demasiado buen gusto ni exquisita educación y con no demasiada profesionalidad en estos menesteres.
Claro está que para actuar con educación primero hay que tenerla y desgraciadamente, como decía el otro día, eso ya no se lleva y lo que prima es la desconsideración y la mofa a los invitados de tantos y tantos programas que se nutren de la procacidad y de las malas formas de entrevistadores y entrevistados.
Aunque la palma se la puedan llevar los de “Sálvame”, sea o  no, de “Luxe”, desgraciadamente están haciendo escuela y muchos se empeñan en imitarles con la insana pretensión de superarles, a menos que se descuiden.


Os lo cuento, porque me figuro que muchos de vosotros, como yo, apagáis la televisión cuando empiezan esta clase de programas. A mí, de verdad, me lo han contado y las fotos son de internet.

jueves, 24 de abril de 2014

LA MALA EDUCACIÓN.


No, hoy no voy a hablar de la película de Almodovar; hoy voy a hablar de concursos en la tele.


En primer lugar tengo que confesar que no veo estos concursos, que los conozco por los anuncios de promoción. Estoy hablando de “Master chef” y “Pesadilla en la concina”, pero podría incluir también “Operación triunfo”, “Tú sí que vales” y algunos etcéteras más.


Y es que en estos concursos de televisión los jurados no se conforman con dar su votación a los concursantes, sino que tienen que humillarlos y mofarse de ellos, cuando no, hacerlos sufrir antes de dar el veredicto. 



Estos jurados demuestran una muy mala educación a la hora de dirigirse a los concursantes y parece que lo más importante de estos programas es cómo se hace sufrir a los concursantes utilizando para ello el menosprecio y la desconsideración.
Hay otros concursos en los que también se muestra otra modalidad de mala educación, ahondar en la sensiblería y en los sentimientos más íntimos de los concursantes hasta, muchas veces, hacerles llorar o mostrar a familiares y amigos haciendo el ridículo diciendo simplezas para conseguir que el público llegue a sentir vergüenza ajena viendo este denigrante espectáculo, en el que se juega con los sentimientos de unos personas que, parece ser, están dispuestas a todo para conseguir la “fama” y como se decía en aquella película del mismo nombre, “la fama hay que pagarla”


A modo de ejemplo, por si alguno tampoco ha visto estos programas, en una de estas promociones del concurso de “Master chef”, uno de los jurados se dirige a un concursante, que lleva un largo flequillo, para darle el veredicto sobre el plato que ha cocinado y la primera consideración que se atreve a hacerle es que la próxima vez se ponga una “horquilla” en el pelo.


Es el estilo “Risto Mejide” de “Operación Triunfo”, una muestra de mala educación, prepotencia y humillación del más débil; eso que, desgraciadamente, se está imponiendo en nuestra sociedad, que ponen en práctica, demasiadas veces, periodistas y políticos, y lo que estamos enseñando a nuestros jóvenes. ¡Una pena!

viernes, 7 de febrero de 2014

VERDADERO O FALSO

La delincuencia, decía un personaje de Le Carré, es demasiado importante para dejarla en manos de los delincuentes.


Un artículo de JUAN JOSÉ MILLÁS en el País,  31 ENE 2014 

A los establecimientos comerciales les preocupa mucho que les pasen billetes de 50 euros falsos, como si el dinero auténtico fuera verdadero. El corralito argentino no fue sino el descubrimiento de que un tercio o más del dinero auténtico era falso. Es lo que ha venido a demostrar también la reciente devaluación del peso. Cada billete de curso legal llevaba dentro de sí un 25% de mentira. Da pena descubrir que lo genuino puede ser ficticio, pero es así de toda la vida. El mismo Picasso pintaba picassosfalsos. Si nos atenemos a la lógica clásica, eran verdaderos, pero la economía financiera ha puesto todo patas arriba. Loewe, Lewis o Rolex deberían tomar ejemplo del Estado y comenzar, si no lo han hecho ya, a fabricar sus propias imitaciones. La banca es la inventora de ese auténtico cheque al portador falso conocido como participaciones preferentes. La delincuencia, decía un personaje de Le Carré, es demasiado importante para dejarla en manos de los delincuentes.

Los falsificadores tienen mucho mérito porque creen que todavía es posible hacer dinero falso, cuando el dinero falso lo fabrican los bancos centrales y los especuladores autorizados. El otro día, la Bolsa se fue al carajo por el problema de los pesos argentinos. Estamos hablando de pesos argentinos verdaderos que, como algunos cuadros del propio Picasso, resultaron ser una burda copia de sí mismos. A veces me pregunto si escribir novelas, en la actualidad, no tiene algo de ese afán inútil del viejo falsificador de dólares o pasaportes. Para qué inventar historias cuando la historia se convierte en una invención. El dinero verdadero no sabe que es falso. El falso, en cambio, tiene serias dudas acerca de sí mismo, dudas que lo hacen más real, más honesto, más deseable incluso que el de la Casa de la Moneda. Todo lo verdadero apesta ya a falso.

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS
Si quieres seguir leyendo las de los días anteriores, pincha en "ENTRADAS ANTIGUAS" de más arriba... te pueden interesar. Hay mas de 3100, pero no es necesario que las leas todas hoy...

ENCUENTRA LOS TEMAS QUE MÁS TE INTERESAN

MIS EDICIONES MUSICALES

MIS EDICIONES MUSICALES
SENTIRES. Canta Mª Antonia Moya. Edición remasterizada. 2012. Incluye las canciones siguientes:

AVE MARIA

AVE MARIA
De Schubert. Canta María Antonia Moya, acompañada por el Maestro Alcérreca. 2011. Para escucharlo, pinchar en la image.

LA TARARA

LA TARARA
Canta Maria Antonia Moya. Si quieres escuchar la canción, pincha en la imagen

LOS PELEGRINITOS

LOS PELEGRINITOS
La canción de Lorca, cantada por María Antonia Moya, con imágenes de Lucena (Córdoba) Para escuchar la canción pincha en la imagen.

EN EL CAFÉ DE CHINITAS

EN EL CAFÉ DE CHINITAS
La copla de Lorca, cantada por María Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. 1986. Para escuchar la canción, pinchar en la imagen

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE
Maria Antonia Moya canta el Romance Sonámbulo de Federico García Lorca. Puedes escucharlo pinchando la imagen.

LOS CUATRO MULEROS.

LOS CUATRO MULEROS.
Canta: María Antonia Moya. 1986.Para escucharlo,pinchar en la imagen.

PERFIDIA

PERFIDIA
Canta Maria Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. Año 1986. Para escuchar la canción, pincha en la imagen.

PASODOBLE DE CHINCHÓN

PASODOBLE DE CHINCHÓN
Letra: L.Lezama - Música: Palazón. Canta: María Antonia Moya. 1987Puedes escucharlo pinchando en la imagen

MIS LIBROS DE FICCIÓN. EL AMARGO SABOR DE LAS ROSAS.

MIS LIBROS DE FICCIÓN. EL AMARGO SABOR DE LAS ROSAS.
"El amargo sabor de las rosas" Novela. Marzo de 2017

LA BODA

LA BODA
"La boda" 1996 -2001. Inédito.Para leer el cuento, pincha en la imagen

CHINCHÓN MÁGICO

CHINCHÓN MÁGICO
"Chinchón Mágico" 2002. Inédito. Para leer el libro, pincha en la imagen.

ANDANZAS Y SENTIRES

ANDANZAS Y SENTIRES
"Andanzas y sentires" 2003. Inédito. Para leer el libro, pinchar en la imagen,

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS
"MIS QUERIDOS FANTASMAS" Recopilación de mis 100 cuentos y relatos que he seleccionado para vosotros.Próximamente en este mismo blog.

CUENTOS DE OTOÑO

CUENTOS DE OTOÑO
Cuentos de Otoño. 2006. Si quieres leer los cuentos, pulsa en la imagen.

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE
Cuentos de café con leche. Pinchar en la imagen para leer los cuentos.

CUENTOS AMORALES

CUENTOS AMORALES
"Cuentos amorales" 2005. Inédito. Para leer los cuentos, pincha en la imagen

LOS CUENTOS DEL ABUELO

LOS CUENTOS DEL ABUELO
Próximamente en este blog.

TRABAJOS FORZADOS

TRABAJOS FORZADOS
Recopilación de 44 relatos escritos para el taller literario.2007-2012. Para leer los relatos pinchar en la portada.

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS
EL CIELO DE LAS AMAPOLAS Y OTROS CUENTOS PEQUEÑITOS.2015. Recopilación. Para leerlo pinchar en la portada del libro.

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR
"Los velos de la memoria". Historia del Solar. Edición restringida de 95 ejemplares. Se presentó el 10.1. 2010.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.
Los Velos de la Memoria II. El Amo. Edición digital. 2012.

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA
LOS VELOS DE LA MEMORIA III. La Heredera..AÑO 2014.

DÉJAME QUE TE CUENTE....

DÉJAME QUE TE CUENTE....
"Déjame que te cuente"... 2013. Recopilación. Para leerlo, pinchar en la portada del libro.

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA
2013.Recopilación de relatos. Para leerlos, pincha en la portada

PAISAJES CON FIGURA

PAISAJES CON FIGURA
2013. Recopilación. Para leer los relatos, pinchar en la portada

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA
LA OPINIÓN DEL EREMITA. Recopilación. 2008-2013. Para leer los trabajos, pinchar en la portada.

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO
Segunda entrega. Próximamente en este blog.

MIS OBRAS DE TEATRO.

MIS OBRAS DE TEATRO.
Un ramito de Violetas. Para leerlo, pulsar en la portada.

MIS LIBROS DE POESÍAS.

MIS LIBROS DE POESÍAS.
"SINSENTIDO" Para leer las poesías, pinchar en la portada.

MIS LIBROS DE VIAJES

MIS LIBROS DE VIAJES
Los viajes del Eremita.Volumen I. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II
VOLUMEN II. LOS VIAJES DEL EREMITA.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III
Los viajes del Eremita. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV
Los viajes del eremita.Volumen IV. 2016.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.
POLITÉCNICA. CATÁLOGO DE ARTE. Pintura, dibujo, diseño.Para ver el catálogo, pinchar la portada

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.
ESPAÑA: UN MOSAICO DE IMÁGENES. Fotografías. Para verlo, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.
CHINCHÓN EN DUOTONO. Fotografía.Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA. DETALLES

FOTOGRAFÍA. DETALLES
MAS DETALLES. Fotografías. Para ver la exposición pincha en la portada.

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA
ACORTANDO DISTANCIAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS
FRUTAS Y VERDURAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO
PAISAJES EN MI RECUERDO. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS
FOTOGRAFÍAS OCULTAS. Fotografía. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS
DENIA EN FALLAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS
CHINCHÓN EN FIESTAS. Reportaje fotográfico. Para verlo, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: TURISMO

FOTOGRAFÍA: TURISMO
TURISMO. IMÁGENES DE MIS VIAJES. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.
MIS FOTOS. Folografías: para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: COMIDAS

FOTOGRAFÍA: COMIDAS
COMIDAS. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA
VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA.FOTOGRAFÍAS. Para ver el reportaje, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS
Flores y Plantas. FOTOGRAFÍAS. Para ver esta exposición, pinchar en la portada.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.
CHINCHÓN MONUMENTAL. Una visita virtual por las calles, plaza y campos de Chinchón. Para verlo, pinchar en la foto.

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO
Una visita al Museo LA POSADA DEL ARCO.Para ver la visita virtual, pinchar en la fotografía.

EL MUSEO ULPIANO CHECA

EL MUSEO ULPIANO CHECA
Una visita al Museo ULPIANO CHECA en Colmenar de Oreja.Para ver la visita virtual, pincha en la imagen:

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN
Una visita a las IMÁGENES RELIGIOSAS de CHINCHÓN.Para ver las imágenes, pincha en la Galería.

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO
Un recorrido por distintos países y ciudades, visitando sus carteles de turismo. Para verlos, pinchar en la imagen.

ALELUYAS CHINCHONETAS

ALELUYAS CHINCHONETAS
ALELUYAS CHINCHONETAS. Para poder ver todas las aleluyas chinchonetas, pinchar en el dibujo.

Archivo del blog

Etiquetas