viernes, 9 de julio de 2010

LA BODA II "EL DESENLACE".5

Capítulo IV: Sin remedio.


Matilde ya estaba plenamente convencida de que era necesario luchar para salvar su matrimonio. Incluso era posible que lo de las infidelidades de su Jose no fuesen más que figuraciones suyas. Había descartado a Gloria como adversaria y se dedicó a urdir un plan de seducción para atraer de nuevo a su marido. Tenía que ser sutil para que él no sospechase nada.
El viernes, en la oficina, salió a tomar café con Adela.
- Me han dicho que el Parador de Chinchón está de miedo, y además hay un montón de restaurantes donde se come muy bien...
- Yo también lo había oido... y además está a un paso...
- Me contó mi cuñada que la piscina está muy cuidada y que el jardín es muy romántico...para tomar una copa por la noche...
- Se me está ocurriendo... ¿Qué vais a hacer vosotros este fin de semana?
- ¿Nosotros?,... nada especial.... ¿Estás pensando...?
- ¿ Por qué no? Ahora mismo llamamos a ver si hay habitación...
Cuando volvieron a la oficina, aprovechando que sus maridos no había vuelto aún de una reunión, entraron en el despacho de Manolo, y cerraron la puerta.
- Sí, dos habitaciones para este fin de semana... Bueno, si no es posible... aunque sólo sea para la noche del sábado.... Sí, sí... ¡perfecto! ... a nombre de Remajo, Sociedad Anónima... Sí,... podíamos decir que es una especie de convención... pero sólo dos habitaciones dobles... Muchas gracias... hasta mañana... Ya está...
- A Jose no le gustan las sorpresas... no sé cómo se lo va a tomar...
- No te preocupes... al fin y al cabo, esto se me ha ocurrido a mí... Como a Manolo le encantan estas cosas, si es necesario, él se encargará de convencerle...
Su estrategia le había salido perfecta y su marido no puso ningún inconveniente a la idea de la mujer de su socio...
A Jose le venía bien esto de cambiar de aires, para olvidarse de su "pequeño" desliz... y pensó que la acogedora habitación del Parador sería un buen escenario para "hacer los deberes" de ese mes...
A las doce de la mañana, puntualmente, Manolo tocaba el claxon de su Audi 5 en la puerta del chalet de Rivas de donde, en un par de minutos, salieron su socio y amigo Jose y su esposa Mati, que aparecía exultante, portando una pequeña maleta.
- Jose, pasa tú delante con Manolo; Matilde y yo vamos detrás. - Adela se había bajado del coche y abrió el maletero - Pon aquí la maleta... Hoy Mati, estás guapísima... pero no traes mucho equipaje...
- Ya sabes, lo imprescindible... los cepillos de dientes... un "picardias" y poco más... - bromeó Mati mientras se acomodaba en el coche y guiñaba el ojo a su amiga.
-¡Uy, Jose, cómo vienen las mujeres! Me parece que vamos a tener que hacer horas extras este fin de semana...
El viaje era corto y en poco más de treinta minutos estaban recogiendo las llaves de las habitaciones 15 y 18, en el primer piso, con vistas al jardín, que eran acogedoras, pero que se adivinaba que antes debían haber sido las celdas de los monjes agustinos que habitaron el convento que ahora se había rehabilitado como Parador de Turismo.
Reservaron mesa, para las dos y media, en el comedor "El bodegón" para degustar un típico "cocido de taba" y salieron a dar un paseo por los soportales de la Plaza Mayor. Con la visita a la Iglesia Parroquial, antigua capilla de los Condes, para admirar el cuadro de la Asunción que pintó Francisco de Goya, y hacerse una fotografía en la citarilla de la Plazuela de Palacio desde donde se divisaba una panorámica de todo el pueblo, con el Castillo al fondo, volvieron de nuevo a la plaza para tomar unas "gambas a la gabardina" en el Bar "La Villa".
Aunque el abundante almuerzo podría aconsejar una siesta reparadora, las dos mujeres acordaron bajarse a la piscina para tomar el sol y los maridos prefirieron quedarse tranquilamente en una mesa del claustro tomando un segundo café y un chinchón con hielo.
- ¡Qué envidia me das, Adela, el biquini te sienta muy bien!
- Tú también estas mucho mejor, - mintió - la dieta de las uvas te ha ido muy bien... incluso tienes mucho mejor el cutis...
Lo del cutis era verdad, porque Mati siempre había tenido una piel hidratada que le daba un aspecto más juvenil, pero ni el más fino observador podría apreciar los efectos del régimen que desde hacía dos semanas había iniciado a base de uvas y leche... aunque, bien es verdad, que se lo había saltado en infinidad de ocasiones.
El sopor del rioja mezclado con los garbanzos y el agradable calorcillo de los rayos del sol tamizados por las ramas de un álamo predisponía a las confidencias y pasados los primeros momentos dedicados a las mutuas alabanzas, Matilde se incorporó y preguntó a su amiga a bocajarro:
- ¿Cada cuanto tiempo haceis el amor?
Le cogió tan de improviso la pregunta que no supo reaccionar y le contó la verdad. A partir de ese momento el nivel de sinceridad fue creciendo y ya no sólo hablaron de frecuencia, sino de calidad, métodos y posturas... para terminar con sueños eróticos y deseos inconfesados.
Aunque se conocian desde hacía muchos años nunca pensaron ninguna de las dos que podrian hablar con tanta naturalidad de estos asuntos... y durante tanto tiempo, porque cuando quisieron darse cuenta, una señorita muy mona, que era la socorrista, les informó que eran las ocho de la tarde, que se podían quedar todo el tiempo que quisieran en el recinto, pero que ya no se podían bañar.
Cuando subían a sus habitaciones se encontraron con sus hombres que después de agotar los temas de fútbol, de toros y de mujeres... habían terminado haciendo un miniconsejo de administración y estaban ahora con el plan táctico de la empresa para el segundo semestre del año. Ninguno de los dos intuyó la verdadera causa del arrebato que se podía observar en la cara de sus mujeres y pensaron que sería porque se habían expuesto demasiado al sol.
- Vamos a darnos una ducha... ¡que tenemos un calor...!
- ¡Sí, sí que estamos calientes..! - dijo, casi al oido, Adela a su amiga.
Matilde, debajo del chorro de agua casi fria, iba notando que todo su cuerpo se iba normalizando y decidió pensar en otras cosas para tranquilizarse... porque era mejor dejar la "bacanal" para la noche...
- ¿ Te has dado cuenta de lo bien que les sienta Chinchón a estas mujeres?
Efectivamente, las dos tenían un "algo" que les hacía estar radiantes y como que sus mentes estaban ausentes del plato de jamón ibérico, de las patatas al "revolcòn" y de la merluza a la romana que Isidoro, el amable maitre, les había recomendado en el Restaurante de la Balconada, y que realmente estaban pensando en otra cosa...
- A mí estas patatas... me gustan... lo del "revolcón" es un hallazgo...
- Porque hemos comido el cocido y es por la noche... pero a mí... como unos huevos fritos con chorizo...
- A mi marido, en cambio, lo que más le gustan son las almejas...
- ¿A la marinera?
- No, al natural...
Las natillas con arrope y unas copas de limoncillo, obsequio de la casa, precedieron a la nota que les presentaba el camarero mientras el reloj de la torre cercana desgranaba lentamente doce campanadas...
- Nos tomamos una copa en el jardín y nos vamos a dormir...
- Déjate de copas, que no hemos dormido siesta y estoy muy cansada...
Afortunadamente para Matilde, no hubo opción a la copa porque, cuando llegaron al Parador, les informaron que el bar cerraba a las doce, con lo que los dos matrimonios recogieron las llaves de sus habitaciones y se dirigieron al primer piso.
- Mañana nos vemos en el comerdor, para el desayuno...
- Que paseis buena noche...
- A ver qué vais a hacer, que estamos en un convento...
Mientras Matilde entraba en el baño con un pequeño neceser, Jose se desnudó, se puso la camisa del pijama y se metió en la cama. Las cañas del aperitivo, el rioja de la comida, el anís, los tres güisquis de la sobremesa, el ribera del Duero de la cena y las dos copas de limoncillo hubiesen tumbado a cualquiera menos acostumbrado al alcohol, no obstante, a él también le empezaban a hacer efecto y aunque se había mentalizado a que esa noche debía cumplir con su débito marital, la tibia brisa que entraba por la ventana entreabierta era una invitación a dejarse llevar por el placentero sopor que estaba invadiendo todo su cuerpo.
El espejo del lavabo reflejaba la exuberante figura de mujer que hacía recordar a una de las gracias de Rubens, apenas velada por las sutiles transparencias de un minúsculo camisón que, según le había comentado la amiga de su amiga, era lo más sugerente que, ahora, se podía comprar en Paris. Lo complementaba una braguita de encaje... y unas gotas de esencia de sépalos de "la flor del paraiso" que había comprado en la medina de Túnez el verano pasado, y que se aplicó cuidadosamente en las partes más íntimas y recónditas de su cuerpo.
Abrió cuidadosamente la puerta del aseo para escenificar su aparición. Tan solo estaba encendida una de las lámparas de la mesilla de noche y el reflejo de la alfombra tamizaba la luz de un color púrpura que acentuaba la sensualidad de la figura. No apagó la luz del aseo para que el contraluz perfilase las lineas de su cuerpo... En el hilo musical sonaba, tenue, un vals de Tchaikovsky...
No habría tardado más de diez minutos... pero su marido, tumbado sobre la cama y con cara de fraile satisfecho, se había abandonado en los brazos de morfeo...
- ¡Eh... Jose.... despierta...!, susurró Mati.
Tuvo que repetirlo tres veces, aumentando el volumen progresivamente.
- ¿Si...? ¿Cómo....? ¿Eh...?
Se incorporó en la cama... primero abrió unos ojos como platos... después se los restregó con la punta de los dedos... luego se quedó inmóvil... por último fué apareciendo una especie de sonrisa en su rostro mientras se le inflaban los mofletes... y una sonora carcajada retumbó en las ancestrales piedras, de lo que había sido una celda monacal, más acostumbradas a los rezos de los frailes....
-Pero, ¿qué te pasa..?
- No, nada.... es que.... ja...ja....ja....
La tos se le mezclaba con una risa que se volvió histérica...
- Jose, no me asustes... te vas a poner malo.... ¿ qué te pasa, por favor...?
- No... si es que.... ja...ja... si es que.... con esta música... al verte aparecer....ja...ja... con ese camisón.... ja... ja... me has recordado.... ja..ja...a la hipopótama de la película Fantasía..... ja...ja...
Mientras el cerdo de su marido se revolcaba en la cama, se vió a ella misma, allí en el centro de la habitación... con aquel ridículo camisoncito transparente que sólo la imbécil de su amiga Carmencita le podía haber animado a comprarse...puede que estuvise un poco rellenita... bueno... gorda... pero llamarla ¡hipopótama!.. Cogió la blusa que antes había dejado sobre una silla, se la puso por encima tratando de taparse un poco y se dejó caer sobre el suelo... se sentía ofendida, mancillada, humillada... sucia y deforme... y un llanto silencioso, como nunca en su vida le había pasado, se fue apoderando de todo su ser...
-¡Por Dios, Matilde, no te ofendas.. sólo era una broma...¡Perdóname...! Estás preciosa.... Venga... no seas tonta...
- ¡No se te ocurra tocarme...! ¡ Cerdo...!
- Mati, por favor...
- Te he dicho que no se te ocurra tocarme... - y se levantó como por un resorte - No tienes ninguna sensibilidad...ni educación... aunque no sé por que me extraño.... ¿qué se puede esperar del hijo de una verdulera arrastrada..?
- Matilde... no te metas con mi madre...
- ¿ Qué vas a hacer, si no... pegarme..? ¡Anda, valiente... a eso sí puede que te atrevas... ¡Tu madre es una verdulera y tu padre un cretino... y tú...un cabrón, hijo de puta!
- Vale, ya... vamos a dejarlo...
- Con que vamos a dejarlo... sí, ¡vamos a dejarlo... pero para siempre..!
- No digas nada, que te estás poniendo histérica y luego te vas a arrepentir...
-¿Yo histérica...? ¿ Yo histérica...? y tu un grasiento cerdo impresentable ... que sólo en pensar que me vas a tocar, me dan naúseas... No me explico cómo algunas pueden dejar que las toques... como no sea porque las pagas....
- Mira mona, ¡hasta aquí hemos llegado..! siempre has sido una inútil y una niñata consentida que nunca ha servido para nada... Hasta mi madre ha tenido que criarte a tus hijos porque de lo único que te has preocupado siempre es de ponerte a régimen para llegar a convertirte en lo que ahora eres:¡una hipopótama!
- Yo seré una hipopótama... pero tu eres un maricón impotente... que ya no se te levanta ni con un kilo de viagra...
- Eso es contigo... que pareces un saco de patatas... hay muchas que pueden atestiguar lo contrario... si quieres te hago una lista...
- Estaba segura... estaba segura que siempre me has engañado... eres un cabrón...
Se encerró en el cuarto de aseo..., durante más de una hora estuvo sollozando a oscuras... en el silencio de la noche le pareció empezar a oir unos resoplidos que pronto se convirtieron en sonoros ronquidos.
- A ese cerdo pronto se le ha pasado el disgusto - pensó - pues se va a enterar...
Encendió la luz, se lavó la cara, se dió un poco de maquillaje para disimular la hinchazón de los ojos, se vistió, cogió el monedero y el móvil, se puso las gafas de sol y salió de la habitación sin hacer ruido... el cerdo seguía resoplando.
- Señora, ¿le pasa algo?
- No, nada... ¿Sería posible conseguir un taxi a estas horas?
- Espere un momento, voy a ver si hay libre alguno de aquí.
- Si tiene que llamar a Madrid, hágalo... yo espero.
- Si, es de la recepción del Parador..., sí de aquí de Chinchón... Señora, ¿ dónde quiere ir...?
- A Rivas Vaciamadrid.
- Es una señora que quiere ir a Rivas... sí ahora mismo... de acuerdo... yo se lo digo... Señora, me dice que le tiene que cobrar también la vuelta..
- No hay problema.
- Que vale... hasta ahora.
Hacía una noche espléndida. Eran las dos y media de la mañana y Matilde salió a la puerta del Parador a esperar el taxi. Una ráfaga de aire fresco le alivió la congestión que le subía hasta la cabeza.
Durante los veinte minutos que tardó en llegar el coche sólo un pensamiento se repetía machaconamente:
- Esto sí que ya no tiene remedio.

jueves, 8 de julio de 2010

EXPOSICION DE PINTURA "COLECTIVA 11" EN CHINCHON.

Desde el pasado día 1 de julio y hasta el próximo día 15 se está celebrando una exposición de pintura en la Sala de Exposiciones de la Casa de la Cultura "Manuel Alvar" de Chinchón.
"COLECTIVA 11" está formada por los alumnos de CANDELA PRAT, que nos presentan las obras realizadas en este curso, en la que podemos ver los progresos de todos ellos.
Podéis pasaros por allí cualquier día, de 4 a 9 de la tarde
En las fotografías podemos ver a la profesora con algunos de los alumnos y sus obras.

¡¡¡ AVISO !!!

¡¡¡EL DOMINGO, DÍA 11 DE JULIO, A LAS 20,30,
NO ORGANICÉIS NINGÚN CONCIERTO!!!

A ESA HORA, ESPAÑA JUEGA CON HOLANDA
LA FINAL DEL CAMPEONATO MUNDIAL DE FÚTBOL.

miércoles, 7 de julio de 2010

LA BODA II "EL DESENLACE".4

Capítulo III: Lo primero, es antes.


- Vamos por orden, Mati; primero te tranquilizas, luego comemos, luego te cuento mi aventura de ayer y después estudiamos esas coincidencias que te hacen sospechar.
Tranquilizarse, no se tranquilizó. Comer... sí; comer sí comió y bastante más de lo que hacía últimamente... una ensalada, chipirones en su tinta, un filete y un buen trozo de tarta. Después escuchó a su amiga la descripción explícita de la potencia de su nuevo ligue y de sus habilidades amatorias, hasta concluir, como era su costumbre, en afirmar que era la mejor experiencia sexual de toda su vida.
- ¡Seis veces..!, y sin Viagra...
Mati rompió a llorar; lo que a Carmencita no le afectó demasiado, porque era sobradamente conocida su facilidad para iniciar sus ya célebres llantinas... No obstante, se puso seria, abandonó la cara de ensimismamiento que se le había quedado recordando su aventura poliorgásmica y acarició la mano de su amiga...
- Vamos, Mati, yo creo que exageras. Cuéntame cuales son esos indicios que tanto daño te están haciendo.
Matilde narró, con voz entrecortada, su versión de todo lo ocurrido la tarde anterior y durante esa misma mañana...
- Vamos a ver si te he entendido... Estas preocupada porque has llamado a la Oficina y se ha puesto la Secretaria y te ha dicho que tu marido se había ido con su socio... Después tu socio te ha llamado preguntando por tu marido, porque, según él, se habían separado para atender otro asunto ... Después tu marido estaba un poco raro y se ha quedado viendo una película de suspense y no te ha dado una palmadita en el culo para despedirte... y hoy la Secretaria ha pasado a su despacho seis veces y su estancia más larga ha sido de un minuto y dieciseis segundos... Mira, guapa, aunque sea verdad que esa niña no lleva ropa interior, en un minuto y dieciseis segundos ni Superman es capaz de echarle un polvo...
- ¡Qué bestia eres!... Tu no me entiendes... Hay cosas que una mujer capta... puede ser el tono de voz... una mirada que no se mantiene... no sé, pero yo estoy segura que mi marido me engaña con la secretaria...
- Y tiene que ser, precisamente, con la secretaria... ¿Tu crees que Jose te ha sido fiel desde que os casasteis?
- Mujer, no puedo estar segura... posiblemente me haya engañado, pero como antes siempre estaba dispuesto a... ya sabes...pero ahora con una vez al mes... y gracias...
- Ah, vamos, era eso... Pero, tú ¿se lo pides alguna vez?
- Pedirselo, pedirselo... no. Pero anoche, por ejemplo, le dije, insinuante, que me iba a la cama... y antes eso era suficiente...
- Bonita, tu no tienes ni idea... Mira, los hombres, con el tiempo, se vuelven un poco "sordos" y no captan insinuaciones sutiles... Hay que decírselo más alto y más claro para que no haya malos entendidos... Por cierto, ¿cuanto hace que no te compras un camisón sugerente?
- No sé, posiblemente desde hace diez años que hicimos el crucero... y ya me está pequeño...
- Y seguro que por las noches te pones unos "skijamas" preciosos que realzan... tus michelines..., perdóname, cariño, pero tienes que aprender; porque con eso consigues que realmente sea un milagro que una vez al mes tu pobre marido se llegue a entonar...
- Tampoco él se cuida... Porque, además, cuando pasan los primeros años de atracción lo que queda es el cariño, la amistad, la comprensión...
- ¡Y un cuerno!... bueno, o dos... Mira, el cariño también se lo dan sus padres y sus hijos, la amistad la encuentra en los colegas de toda la vida, la comprensión la tiene en sus amigotes...incluso en cualquier club de alterne se puede conseguir un sucedáneo de comprensión...Cuando termina la pasión de la atracción, tiene que quedar la complicidad, el juego, un poquito de picardía...en fin, cualquier cosas que sea capaz de contrarrestar el enemigo número uno de la pareja: el aburrimiento
- Pues, desde luego, creo que nosotros ya hemos llegado tarde... porque es posible que si tuviese que definir nuestro matrimonio con una sola palabra esa iba a ser, precisamente, aburrimiento.... Así que, posiblemente, lo mejor que podía hacer es separarme...
-¡Tú eres imbécil, eso es lo último! Aunque fuese cierto que él te engaña, ¿ qué ibas a conseguir separándote?... Lo primero tendrías que dejar la Empresa y estar supeditada a la pensión que él te pasase... porque encontrar ahora un trabajo... después aguantar a tus hijos - que te los tendrias que quedar tu - y que se iban a aprovechar de las circunstancias para conseguir todos sus caprichos... y por último perder a la mayoría de los amigos...
- Siempre sería mejor que aguantar una situación de vejación y menosprecio, teniendo que poner a diario la comida a un hombre que sabes que está con otra mujer...
Matilde había adoptado el tono melodramático que tan buenos resultados le daba generalmente. Incluso había terminado la frase apoyando el antebrazo derecho en la frente, en una postura que había visto a la protagonista de la Dama de las Camelias y que reforzaba la fuerza de sus palabras.
- Venga, nena, que no estamos en el teatro. Por mí, puedes hacer lo que quieras, pero yo en tu lugar ponía en práctica lo que siempre me ha dicho mi madre: Lo primero, es antes.
- ¿Y qué quieres decir con eso?
- Pues eso, que lo primero es conseguir salvar lo que tienes. Que no puedes tirar por la borda toda una vida... Que para renunciar... tiempo hay.
- Entonces, ¿me estas diciendo que continúe como si no hubiese pasado nada?
- Es que yo creo que no ha pasado nada... todavía. Pero, no, lo que yo te digo es todo lo contrario. Es que empieces a actuar como si, de verdad, lo hubiese pasado. Que tomes la iniciativa para cambiar el rumbo de vuestro matrimonio... que, a este paso, va derecho al fracaso...
- O sea, que después de que es él quien me engaña, tengo que ser yo quien me esfuerce en hacerle feliz...
- Por mí puedes hacer lo que quieras...por mí, te puedo presentar a varios de mis "amigos"... Incluso esto sería mejor que cruzarse de brazos y no hacer nada...
- No, si puede que tengas razón... ¿ y que tendría que hacer...?
- Lo primero de todo pagas tú la comida que para eso me estás dando la tarde, después nos vamos directamente a la lencería de una amiga mía porque, ahora, lo más urgente es renovar toda tu ropa interior... Me figuro que te habrás traido la visa oro...
- ¿Tu crees que es necesario?
- Déjame a mí, que yo, de esto, soy una experta.
Dos horas más tarde estaba firmando el recibo del datáfono: 675,84 Euros.
- Todo lo que se lleva, es lo último que ha venido de París.
Se despidieron las amigas y cada una se montó en su coche. Carmencita, bajando el cristal de su ventanilla, y mientras la mandaba un beso con la mano, le dijo:
- Ya sabes, Matilde, lo primero, es antes..

lunes, 5 de julio de 2010

CURIOSIDADES SOBRE CHINCHON EN LA RED.

Un video curioso que nos da una visión diferente de Chinchón.
Pincha en http://vimeo.com/3717172
Te va a gustar.
Me lo ha enviado mi amigo Taucetix.
Gracias.

LA BODA II "EL DESENLACE".3

Capítulo II: Coincidencias... sospechosas.
Aquella tarde Matilde llegó pronto a su casa. Había quedado con Carmencita para dar una vuelta, pero su amiga le llamó a última hora diciéndole que le había surgido un "asunto" de esos que no podía desaprovechar y que la vuelta la darían el día siguiente y que ya le contaría.
Pepito estaba en su cuarto haciendo que estudiaba y Margarita mandando mensajes con su móvil, porque, según le dijo ella, ya había terminado de hacer los deberes.
-¡Ah!, mamá, ha llamado "el viejo" diciendo que se ha tenido que quedar en la oficina para solucionar unos asuntos; que no le esperes para cenar porque se puede retrasar.
Era miércoles, los programas de televisión no le entusiasmaban y como tenía el cuerpo en fiestas pensó darle un sorpresa a su marido, ir a buscarle y después salir a tomar algo, como cuando eran novios.
Lo pensó mejor. Ella sabía que a su Jose no le gustaban las sorpresas. Marcó el número uno en su teléfono donde estaba programado el de la oficina...
Gloria salió de la salita de reuniones ajustándose la falda y abrochándose los botones de la blusa para dirigirse a su mesa donde el teléfono sonaba insistentemente...
- Jose, llaman de tu casa...
- Cógelo tu, que yo ahora no estoy para hablar; si es Matilde le dices que he tenido que salir con Manolo, porque nos han llamado de Mapfre.
- Remajosa, dígame, le habla Gloria.
- ¡Hola Gloria! soy Matilde, ¿ Está Jose por ahí?
- No. Ha salido con Manolo, porque les ha llamado el Sr. Gallegos de Mapfre, para un tema de la Sucursal de Bravo Murillo.
- Vale, le llamaré al móvil... Y tú, ¿qué haces ahí todavía? No trabajes tanto que es malo...
- No, si ya me iba... es que me he quedado para archivar unos albaranes... pero tienes razón, es muy malo esto de trabajar tanto...
Había recalcado lo de "muy malo" y mientras colgaba el teléfono, guiñó el ojo a Jose que salía, todo sofocado, del cuarto de aseo.
-Ya puedes apagar el móvil si no quieres tener que dar "en caliente" explicaciones a tu mujer...
Mientras hablaba se había sentado en su sillón con ruedas, se empujó suavemente apoyando las dos manos sobre la mesa, con lo que la silla se separó lo suficiente como para dejar al descubierto sus piernas que apenas si se cubrian con la minúscula faldita que no llegaba ni a ocultar que debajo no llevaba ropa interior.
- ¡Por Dios, Gloria!, tápate un poco, que uno ya no está para estos trotes y me voy a morir de un infarto...
No obstante, Jose se acercó a ella por detrás e introdujo sus manos por el escote de la blusa hasta llegar a sus dos pequeños senos que aún palpitaban ardientes.
- Tienes razón - dijo ella, desembarazándose de él mientras se levantaba - Vamos a dejarlo ya, porque si no, mi gordito se puede poner malo.
Gloria, la secretaria, tenía treinta años. Era morena, medía un metro setenta, no debía pesar más de cincuenta y cinco kilos y aunque no era lo que generalmente se entiende por guapa, se sabía atractiva y no dudaba en resaltar sus atributos. No usaba nunca sujetador - porque realmente no lo necesitaba - y procuraba que sus blusas y sueters lo hicieran más patente. Normalmente usaba minifaldas pero, si se ponía pantalones, siempre eran lo suficientemente ajustados para resaltar todas sus curvas y su minúsculo tanga.
Tenía un novio "oficial", desde hacía ocho años, pero no disimulaba que eso de la boda iba para rato. Hacía dieciseis meses que había entrado a formar parte de la empresa, y aunque inicialmente el accionariado femenino había mostrado un cierto recelo, su eficacia en el trabajo y su buen hacer con los clientes habían acallado toda clase de oposición.
Como los asuntos legales y fiscales de la Empresa permitían que Adela se pudiese encargar también de organizar los asuntos de su marido, o sea, del Director General; Gloria se había convertido, en la práctica, en una colaboradora personal del Departamento Comercial, o sea, del marido de Matilde, es decir, de Jose; lo que había contribuido a estrechar sus relaciones... laborales, claro está.
- Ringggg.... Ringggg...
- ¡Mamá!, es Manolo, que pregunta por papá...
Matilde, que había desistido de sus proyectos para esa noche, estaba delante del espejo de su alcoba escrutando si los michelines de la cadera se habían reducido con esa crema tan cara que le habían ofrecido en la farmacia y si la celulitis de las cartucheras habría disminuido el centímetro que prometía la publicidad del nuevo producto que anunciaba la tele, después de una semana de aplicación. Poniéndose la bata de estar por casa, cogió el teléfono.
- ¡Dime!, Manolo, ¿ no está Jose contigo ?
- No, llamaba por si estaba ya en casa...
- Pero si acabo de hablar con Gloria y me ha dicho que había salido contigo para no sé que asunto de Mapfre.
Manolo se dió cuenta que estaba metiendo la pata...
- Bueno, sí, realmente salimos juntos de la oficina, pero me llamaron del Ayuntamiento y se fué él solo a lo de Mapfre, ¿No ha llegado todavía?
- Pues no, no ha llegado; y le he llamado al movil pero lo tiene apagado...
- Estará en una reunión, y ya sabes... para no molestar... Bueno, cuando llegue, le dices que me llame para que me informe de lo de Mapfre, porque tengo curiosidad de cómo ha ido todo...
- Vale, yo se lo digo... Un beso..
- Adios, Mati.
A Matilde, que todavía estaba preocupada en determinar lo del centímetro de celulitis, no le chocó, en principio, la llamada de su socio.Se fue al cuartito de estar, cogió las gafas de leer y se sentó en su sillón para documentarse en las últimas importantísimas informaciones que esa semana publicaba el "Hola".
No había pasado más de cuarenta minutos cuando reconoció el BMW de Jose entrando en el garaje.
- No sabes el atasco que había hoy en Santa Eugenia... A este paso nos vamos a tener que cambiar de casa...
Matilde no le hizo demasiado caso porque estaba enfrascada en el reportaje de la moda de otoño-invierno...
- Por cierto, te ha llamado Manolo...
- ¿Sabes qué quería? - se atrevió a preguntar Jose, procurando disimular el sofoco que sin poderlo remediar le había subido a la cara.
- Algo de Mapfre, contestó Matilde sin levantar, afortunadamente, la cabeza.
Salió al jardin. Aunque ya se había puesto el sol, la temperatura de esa noche de primeros de junio invitaba a sentarse en el porche mientras los aspersores regaban el cesped. Cogio el móvil, marcó el número de su socio, sonaron dos llamadas, y antes de que pudiese decir nada escuchó la voz de Manolo con un tono un tanto zumbón.
- Me tiene que contar, don José, ese asunto tan importante de Mapfre al que hemos ido los dos - y recalcó estas palabras - esta tarde...
- Déjate de coñas, Manolo, ¿qué querías?
- No, nada. Que te quería recordar la reunión de mañana en el Santander, para que pases por casa a recogerme.... Pero, ¿ A qué venía lo de la visita a Mapfre?
- Si no tiene mayor importancia... Que tenía que poner al día, precisamente, lo de mañana, me he quedado a comer... y Gloria que también tenía que arreglar unos papeles se ha venido a comer conmigo... Después ha llamado Matilde, y para evitar suspicacias, le he dicho a Gloria que le dijese lo de nuestra visita a Mapfre... Nada más...
- Bueno, bueno... mañana hablaremos... Te espero a las ocho y media...
- Adios...
Se quedó sentado, absorto en el ir y venir de los chorritos de agua que iban despertanto los olores de los rosales que estaban en plena floración mezclándolos con el característico olor a tierra mojada. Tambien en su mente se mezclaban dos sensaciones contradictorias; la placidez de esta noche primaveral en el hogar y la morbosa incertidumbre que le provocaba el recuerdo del cuerpo sensual de Gloria.
- Papá, dice la "gordi" que prepares la mesa que vamos a cenar hoy en el jardín.
- Un día te voy a romper la cara como sigas siendo tan mal hablada y con tan poca vergüenza. Lo que tenías que hacer es poner tu la mesa, que estás todo el día sin dar un palo al agua.
- Desde luego, "vieji" no tienes sentido del humor... venga, te voy a ayudar... porque después me tienes dar "pasta" para recargar el móvil...
La cena - una ensalada y un poco de jamón - se desarrolló con normalidad, aunque a Matilde le pareció que su marido estaba menos hablador que de costumbre, pero ella lo justificó por el interés que mostraba en la película policiaca que ponían en el plus.
Pepito y Margarita les dejaron solos enseguida porque tenían que preparar un examen para el día siguiente y lo que a Matilde sí le extrañó un poco es que cuando le dijo que ella se iba a la cama y le preguntó - insinuante - que si le esperaba, él le dijo que se iba a quedar a ver terminar la película y cuando se acercó para darle el beso de buenas noches, no aprovechó para darle un azotito en el culo, como solía hacer en situaciones similares.
Terminó la película y el último teledíario; cuando llegó al dormitorio ella roncaba plácidamente y él se metió en la cama procurando no despertarla.
A la mañana siguiente salió de casa más temprano con la excusa de tener que recoger a Manolo para ir al banco. Apenas si se tomó un café...
- Matilde, me voy, que tengo prisa...nos vemos en la oficina.
Cuando terminó la reunión con el Director del Banco, los dos socios entraron en la cafeteria de enfrente.
- No me fastidies, Jose, cuéntame lo de ayer. Ya eres mayorcito para saber que no se pueden mezclar tus aventuras con el trabajo.
- Si no hay nada que contar... Que estuvimos comiendo juntos porque coincidimos al salir de la oficina y después nos quedamos para terminar unos asuntos...
- ¿Y a qué vino todo el jaleo de que habíamos salidos los dos a una entrevista...?
- Pues nada, que para evitar suspicacias... ya sabes que Matilde en algunas ocasiones se pone celosa... se me ocurrió lo de la reunión... Pero no pasó nada... ¡de verdad, Manolo, creeme!
Mientras tanto en la oficina, Adela que estaba al corriente - por Manolo - de las extrañas llamadas de la tarde anterior, se acercó a la mesa de Matilde con la excusa de entregarle el balance de cierre del primer trimestre.
- ¿Te has fijado cómo ha venido hoy Gloria?
Efectivamente hoy se había superado. Sin duda que las temperaturas preveraniegas aconsejaban despojarse de prendas supérfluas, pero ella lo había llevado al límite. Una blusa malva tan ajustada que hacía prácticamente imposible el abrocharse los tres primeros botones, una minifalda azul que a poco que se inclinase dejaba casi adivinar una minúscula braguita a juego con la blusa... unas sandalias... y, desde luego, sin sujetador, como era su costumbre.
- Vamos a tener que llamarle la atención, porque a este paso un día va a venir a trabajar en tanga.
Adela se percató que su socia estaba en la inopia y que no tenía ninguna sospecha, por lo que decidió no echar más leña al fuego.
Por su parte Matilde, después de observar disimuladamente a la secretaria, le dió en pensar por qué Adela le había advertido y sin saber por qué le vino a la mente el tonillo con que Gloria, la tarde anterior, le había dicho que era "muy malo" eso de quedarse a trabajar en la oficina...
Después, cuando llegaron Jose y Manolo, todo parecía desarrollarse con aparente y rutinaria normalidad. Gloria les paso nota, a ambos, de las llamadas que habían recibido y cada uno siguió dedicándose a sus tareas.
La mesa de administración que ocupaba Matilde se encontraba al fondo de la oficina y desde allí se dominaba toda la estancia, incluso la entrada de los dos despachos de los Directores, pero no su interior, aunque las puertas siempre permanecían abiertas salvo que hubiese una visita externa.
Las entradas de Gloria a los despachos, sobre todo al de Jose, eran frecuentes y normalmente permanecía dentro el poco tiempo necesario para entregar o recoger algún documento o pasar algún recado cuando el teléfono estaba ocupado.
Aquella mañana, Matilde lo estaba controlando sin saber por qué; habían sido exactamente tres al despacho de Manolo y cinco al de Jose y su permanencia dentro no había durado más de un minuto en ninguno de los casos.
Nuevamente vio cómo Gloria, con unos sobres en la mano, se dirigía al despacho del Director Adjunto. Desde la posición de Matilde, y con el ruido normal de una oficina, era imposible poder oir lo que se hablaba en el despacho, pero le pareció intuir que el tono de voz que empleaban era deliberadamente más bajo que lo habitual, por lo tanto no oyó lo que Gloria le decía a su marido.
- Jefe, hoy no me has dicho nada de mi blusa nueva ni de mi falda - y mientras se inclinaba para dejar los sobres en la mesa le mostró toda la generosa panorámica que ofrecía su blusa medio abierta.
- Por Dios, Gloria, ¡que te van a oir!
- No te pongas nervioso, si nadie se va a enterar... Tu te lo pasas bien... yo me lo paso bien... y, desde luego, sin ningún compromiso...¡anda!, gordito, que te pones muy atractivo cuando estás tenso...
Y salió con toda naturalidad del despacho... exactamente un minuto y deciseis segundos después.
La cabeza de Jose era una jaula de grillos. A sus años y con su experiencia no era normal que esa cría le sacase de de tal forma de sus casillas. Aunque admitía que sólo él tenía la culpa... esa costumbre suya de insinuarse a todas las mujeres que se ponían a tiro... y como hasta ahora le había dado buenos resultados... pero no había contado con que se podía encontrar con la horma de su zapato...
La verdad es que a la niña le gustaba provocar y parecía que disfrutaba con estos juegos... recordaba aquél día...cuando apenas llevaba un mes trabajando en la empresa... y la comidilla entre todos los de la oficina era que nunca llevaba sostén.
- Gloria, llevas un sujetador muy bonito...
- ¿Tú crees?... Cuando quieras te lo enseño...
Y siguió escribiendo en el ordenador sin perder la sonrisa...
O cuando un día, al entrar en su despacho, se le cayó la carpeta de firmas, esparciéndose los documentos por debajo de la mesa, y mientras él permanecía sentado, ella se arrodilló para recogerlos, quedó entre sus piernas y mirándole con picardía le dijo:
- Anda que si entra alguien ahora, nunca se iba a creer que no es lo que parece...
La verdad es que nunca había pasado de ser un juego en el que ella ponía su pizquita de pimienta pero siempre con esa picardía ingenua que marcaba un cierto distanciamiento.
Y ayer... Era cierto que habían coincidido al salir y que se fueron a comer juntos porque tenían que terminar unos asuntos por la tarde... y que después en la oficina, como estaban solos empezaron con sus juegos...a lo que posiblemente ayudó el güisqui doble que se tomaron después del café.
- Hoy, Gloria, no llevas ropa interior...
Y ella, ni corta ni perezosa, se levantó la falda, se quitó la braguita y la agitó como si fuese una bandera ...
- Si me coges te la regalo...
Aunque Jose no estaba para demostraciones atléticas logró acorralarla en la sala de reuniones, donde ella había buscado cobijo ya que era la única estancia donde había un sofá...
Y realmente no pasó nada. Cuando apenas habían empezado los forcejeos en pos de conseguir el regalo prometido y tan sólo se había iniciado el proceso recíproco de desabrocharse los botones... sonó el teléfono y era Matilde...
Pero era consciente del peligro... Siempre había tenido claro que nunca debería mezclar sus aventuras con el trabajo... aunque creía conocer bien a Gloria y sabía que nunca se iba a aprovechar de estos devaneos, que para ella sólo eran un juego... lo que más le preocupaba es que de quien no se podía fiar, realmente, era de él mismo.
La voz de Manolo le sacó de su ensimismamiento.
- Adela y yo nos vamos porque vamos a casa de mis suegros... ¿Te vas a quedar también esta tarde?
Jose no estaba para entrar en polémicas y no se dió por aludido por el tono que había empleado su amigo.
-No, tengo que comprar unas cosas para el jardín y quiero volver hoy pronto a casa.
Después pensó que podía comer con Matilde.
- Mati, si has terminado podíamos quedarnos a comer hoy por aquí.
- No, lo siento, pero he quedado con Carmencita y después vamos a ir de escaparates... Si quieres, en el frigorífico, te he dejado comida, sólo tienes que calentarlo...
Mientras Jose tomaba el desvío a la Nacional III, su mujer, después de dar dos besos a su amiga Carmencita Miguelañez, le decía, a punto de llorar:
- Carmencita, mi marido me engaña... estoy segura... puede que sólo sean coincidencias... pero son muy sospechosas....

domingo, 4 de julio de 2010

FUTBOL: 1 - CONCIERTO BANDA DE MÚSICA: 0.

Cuentan que Felipe II dijo que él “no había mandado a luchar a la Armada invencible contra los elementos” cuando la batalla contra los ingleses. Aunque esta campaña naval tradicionalmente se viene considerando como una derrota española, a la luz de las últimas investigaciones históricas no fue tal, a menos que se considere eso a no conseguir los objetivos que tenía previstos debido al extravío de los navíos en el temporal.
Algo parecido debió decir ayer Antonio Martinez Iglesias, director de la Agrupación Musical “Ciudad de Chinchón”, cuando al Primer Encuentro de Bandas de Música en Chinchón, se unió también la retransmisión del partido de fútbol entre España y Paraguay.
Seguro que cuando se organizó este encuentro a nadie se le ocurrió que a esa misma hora España iba a jugar para clasificarse por primera vez para las semifinales de un Mundial de fútbol.
Son cosas que pasan... posiblemente se podría haber atrasado el concierto... pero no tengo datos para opinar si esto era posible.. Pero, desde luego, esto tampoco se puede considerar nunca como una derrota...
La parte positiva, que ganó España... y para consolarnos... peor lo pasaron Maradona y sus muchachos... que eso sí que es una tragedia... (Para ellos, claro)

Este es el aspecto de la plaza de Chinchón durante el concierto. La foto es de nuestra correponsal G.V. que se encargó de cubrir este acontecimiento. Por los duendes de internet estuvo perdida en la red, pero, afortunadamente, se ha recuperado y os la puedo mostrar.

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS
Si quieres seguir leyendo las de los días anteriores, pincha en "ENTRADAS ANTIGUAS" de más arriba... te pueden interesar. Hay mas de 2000, pero no es necesario que las leas todas hoy...

ENCUENTRA LOS TEMAS QUE MÁS TE INTERESAN

MIS EDICIONES MUSICALES

MIS EDICIONES MUSICALES
SENTIRES. Canta Mª Antonia Moya. Edición remasterizada. 2012. Incluye las canciones siguientes:

AVE MARIA

AVE MARIA
De Schubert. Canta María Antonia Moya, acompañada por el Maestro Alcérreca. 2011. Para escucharlo, pinchar en la image.

LA TARARA

LA TARARA
Canta Maria Antonia Moya. Si quieres escuchar la canción, pincha en la imagen

LOS PELEGRINITOS

LOS PELEGRINITOS
La canción de Lorca, cantada por María Antonia Moya, con imágenes de Lucena (Córdoba) Para escuchar la canción pincha en la imagen.

EN EL CAFÉ DE CHINITAS

EN EL CAFÉ DE CHINITAS
La copla de Lorca, cantada por María Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. 1986. Para escuchar la canción, pinchar en la imagen

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE
Maria Antonia Moya canta el Romance Sonámbulo de Federico García Lorca. Puedes escucharlo pinchando la imagen.

LOS CUATRO MULEROS.

LOS CUATRO MULEROS.
Canta: María Antonia Moya. 1986.Para escucharlo,pinchar en la imagen.

PERFIDIA

PERFIDIA
Canta Maria Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. Año 1986. Para escuchar la canción, pincha en la imagen.

PASODOBLE DE CHINCHÓN

PASODOBLE DE CHINCHÓN
Letra: L.Lezama - Música: Palazón. Canta: María Antonia Moya. 1987Puedes escucharlo pinchando en la imagen

MIS LIBROS DE FICCIÓN. LA BODA

MIS LIBROS DE FICCIÓN. LA BODA
"La boda" 1996 -2001. Inédito.Para leer el cuento, pincha en la imagen

CHINCHÓN MÁGICO

CHINCHÓN MÁGICO
"Chinchón Mágico" 2002. Inédito. Para leer el libro, pincha en la imagen.

ANDANZAS Y SENTIRES

ANDANZAS Y SENTIRES
"Andanzas y sentires" 2003. Inédito. Para leer el libro, pinchar en la imagen,

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS
"MIS QUERIDOS FANTASMAS" Recopilación de mis 100 cuentos y relatos que he seleccionado para vosotros.Próximamente en este mismo blog.

CUENTOS DE OTOÑO

CUENTOS DE OTOÑO
Cuentos de Otoño. 2006. Si quieres leer los cuentos, pulsa en la imagen.

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE
Cuentos de café con leche. Pinchar en la imagen para leer los cuentos.

CUENTOS AMORALES

CUENTOS AMORALES
"Cuentos amorales" 2005. Inédito. Para leer los cuentos, pincha en la imagen

LOS CUENTOS DEL ABUELO

LOS CUENTOS DEL ABUELO
Próximamente en este blog.

TRABAJOS FORZADOS

TRABAJOS FORZADOS
Recopilación de 44 relatos escritos para el taller literario.2007-2012. Para leer los relatos pinchar en la portada.

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS
EL CIELO DE LAS AMAPOLAS Y OTROS CUENTOS PEQUEÑITOS.2015. Recopilación. Para leerlo pinchar en la portada del libro.

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR
"Los velos de la memoria". Historia del Solar. Edición restringida de 95 ejemplares. Se presentó el 10.1. 2010.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.
Los Velos de la Memoria II. El Amo. Edición digital. 2012.

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA
LOS VELOS DE LA MEMORIA III. La Heredera..AÑO 2014.

DÉJAME QUE TE CUENTE....

DÉJAME QUE TE CUENTE....
"Déjame que te cuente"... 2013. Recopilación. Para leerlo, pinchar en la portada del libro.

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA
2013.Recopilación de relatos. Para leerlos, pincha en la portada

PAISAJES CON FIGURA

PAISAJES CON FIGURA
2013. Recopilación. Para leer los relatos, pinchar en la portada

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA
LA OPINIÓN DEL EREMITA. Recopilación. 2008-2013. Para leer los trabajos, pinchar en la portada.

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO
Segunda entrega. Próximamente en este blog.

MIS OBRAS DE TEATRO.

MIS OBRAS DE TEATRO.
Un ramito de Violetas. Para leerlo, pulsar en la portada.

MIS LIBROS DE POESÍAS.

MIS LIBROS DE POESÍAS.
"SINSENTIDO" Para leer las poesías, pinchar en la portada.

MIS LIBROS DE VIAJES

MIS LIBROS DE VIAJES
Los viajes del Eremita.Volumen I. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II
VOLUMEN II. LOS VIAJES DEL EREMITA.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III
Los viajes del Eremita. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV
Los viajes del eremita.Volumen IV. 2016.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.
POLITÉCNICA. CATÁLOGO DE ARTE. Pintura, dibujo, diseño.Para ver el catálogo, pinchar la portada

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.
ESPAÑA: UN MOSAICO DE IMÁGENES. Fotografías. Para verlo, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.
CHINCHÓN EN DUOTONO. Fotografía.Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA. DETALLES

FOTOGRAFÍA. DETALLES
MAS DETALLES. Fotografías. Para ver la exposición pincha en la portada.

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA
ACORTANDO DISTANCIAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS
FRUTAS Y VERDURAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO
PAISAJES EN MI RECUERDO. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS
FOTOGRAFÍAS OCULTAS. Fotografía. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS
DENIA EN FALLAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS
CHINCHÓN EN FIESTAS. Reportaje fotográfico. Para verlo, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: TURISMO

FOTOGRAFÍA: TURISMO
TURISMO. IMÁGENES DE MIS VIAJES. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.
MIS FOTOS. Folografías: para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: COMIDAS

FOTOGRAFÍA: COMIDAS
COMIDAS. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA
VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA.FOTOGRAFÍAS. Para ver el reportaje, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS
Flores y Plantas. FOTOGRAFÍAS. Para ver esta exposición, pinchar en la portada.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.
CHINCHÓN MONUMENTAL. Una visita virtual por las calles, plaza y campos de Chinchón. Para verlo, pinchar en la foto.

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO
Una visita al Museo LA POSADA DEL ARCO.Para ver la visita virtual, pinchar en la fotografía.

EL MUSEO ULPIANO CHECA

EL MUSEO ULPIANO CHECA
Una visita al Museo ULPIANO CHECA en Colmenar de Oreja.Para ver la visita virtual, pincha en la imagen:

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN
Una visita a las IMÁGENES RELIGIOSAS de CHINCHÓN.Para ver las imágenes, pincha en la Galería.

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO
Un recorrido por distintos países y ciudades, visitando sus carteles de turismo. Para verlos, pinchar en la imagen.

ALELUYAS CHINCHONETAS

ALELUYAS CHINCHONETAS
ALELUYAS CHINCHONETAS. Para poder ver todas las aleluyas chinchonetas, pinchar en el dibujo.

Archivo del blog

Etiquetas