Mostrando entradas con la etiqueta NOVELA CORTA.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta NOVELA CORTA.. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de junio de 2010

LA BODA.XII

Capítulo XIV - La despedida de soltera.

Otra nota del autor: Obviamente no he asistido nunca a una despedida de soltera pero mi opinión sobre esta celebración es la misma que expresé en el capítulo anterior, aunque he de añadir otro adjetivo que empieza con "i" para calificarla : muchas veces es "impuesta" por una inercia que los ineptos no saben interrumpir, aunque no tuviesen intención de incluirla en el inventario de los actos con motivo de sus nupcias.

Los acontecimientos que se relatan a continuación son simultaneos a la acción del capítulo anterior porque es costumbre que las dos despedidas se celebren el mismo día.
De la organización femenina se encargó Carmencita Miguelañez que había dejado expresamente sus vaciones familiares en Benidorm para tan importante acto "cultural" . Esta calificación no es mía sino suya, y lo argumentaba así:
-Tradicionalmente, la mujer ha sido objeto de represión por el varón que la ha dominado imponiéndole sus costumbre y coartando toda iniciativa lúdica en que no participasen ellos; por tanto, hay que reivindicar la posibilidad de incluir en la cultura femenina estos actos en los que la libertad de la mujer le permite asumir el "rol" ancestralmente asignado a los machos...
- Vale, Carmencita, pero ¿ se puede saber que has pensado para el sábado?
- Lo de siempre, una cena en un pequeño restaurante muy coqueto que conozco, unas copas en una terraza de la Castellana y un fin de fiesta en un espectáculo de "boys".
- ¿Y sabe Mati lo de los boys?
- Yo no se lo he dicho pero se lo debe figurar porque el otro día me dijo que no se me tenían que olvidar las tijeritas pequeñas de mi neceser de costura.
- ¿ Y para qué se necersitan unas tijeras en un espectáculo de boys ?
- Ay Memes, pareces tonta, pues para cortar la cinta de cualquier tanga que se ponga a tiro.
Memes Galindo, nombrada asistente de Carmencita, era compañera del Instituto, y de las que había que contarle los chistes - sobre todo los verdes - un par de veces para que los "cogiese"; pero era muy eficiente a la hora de coordinar y controlar las actividades en el grupo de las amigas, que para algo le servía ser la Secretaria de Dirección en una multinacional francesa de productos alimenticios.
Se había confeccionado la lista de asistentes con algunas bajas por motivos vacacionales, quedando como sigue:
Carmencita Miguelañez, Memes Galindo, Alicia Pérez y Pepi Matesanz como amigas de la novia, Amparo y Yoly las novias de los hermanos de Mati, y Beatriz, Adela y Consuelo las novias de Julito, Manolo y Justo, los amigos del novio.
Había quedado previamente establecido que la novia invitaba a la cena y que los demás gastos que se ocasionasen durante la noche fuesen sufragados a escote - no quiere decir por la que luciese el escote más generoso - por todas las asistentes. Además habían acordado prepararle un regalo entre todas que le sería entregado a los postres de la cena y que se iba a encargar de comprarlo Pepi, que para eso tenía mucho gusto.
La cita era en la casa de la novia y de allí partieron en tres taxis camino del restaurante que, efectivamente, era muy acogedor y coqueto, y como era a finales de agosto, estaba prácticamente "reservado" para ellas.
Les habían preparado unas raciones variadas.. ya se sabe, jamón y queso, calamares fritos, pulpo a la gallega... un segundo que cada una podía escoger a su gusto...y de postre una especialidad de la casa: un suoflé flambeado que estaba delicioso.
La consigna era de ponerse "algo" contentas, para desinivirse, pero no perder el control, y Memes se encargó de ir racionando las bebidas convenientemente y pedir que después del café les sirviesen esos licores de frutas sin alcohol.
Cuando el camarero dejó en la mesa las botellas de licor de manzana, de melocoton y de frambuesa, para que cada una ser sirviese a su gusto, y unos platitos con bombones helados de chocolate rellenos de vainilla, Carmencita, dando repetidamente con la cucharilla del café en su copa, llamó la atención de sus amigas y poniéndose en pié, despúes de toser recatadamente para aclararse la voz, dijo:
- Querida Mati y amigas todas: Es para mí un honor y una gran alegría el poder dirigiros estas palabras con motivo de la despedida a nuestra amiga que dentro de nueve dias va a iniciar una nueva etapa en su vida, que todas le deseamos sea muy feliz. Pero no quiero dejar pasar esta oportunidad para...
- Carmela, hermosa, no te enrolles, que no estas con el redactor jefe del periódico.
- ¡ No le hagas caso ! terció Alicia, que era una sentimental y lo que de verdad le gustaba era echar unas lagrimitas y cualquier motivo era bueno.
- Voy a ser muy breve - continuó Carmencita - Como os decía, no quiero dejar pasar esta oportunidad para formular un deseo íntimo: ¡ que la próxima despedida de soltera... sea la mía..!
Entre los aplausos se escucharon frases de "¡Eso, eso!", "si que te gustaría ", "la mía va a ser antes", " No tiene ganas esa, ni nada " , "eres una cachonda ", después de lo cual se levantó Pepi sacando un emboltorio de debajo de la mesa, lujosamente embuelto para regalo, con un lazo color oro, adherido con una pegatina en la que se leía "Felicidades".
- Mati hemos querido ayudarte a que tu noche de bodas sea de total frenesí, y que en esos momentos te acuerdes de tus amigas. Toma y que seas muy feliz.
- Le entregó el paquete después de besarla y Mati se apresuró a descubrir "eso" que iba a desencadenar el frenesí de Pepito, y rasgó el lujoso papel sin fijarse siquiera en la pegatina ni el lazo de oro.
- ¡Es precioso! exclamó Mati algo ruborizada cuando sacó un minúsculo camisoncito negro con braguitas a juego, ambas prendas totalmente trasparentes...
- Eso sí que es un buen motor de arranque. dijo Amparo, que a pesar de los licores lights, ya había sobrepasado sus cuotas habituales de alcoholemia.
- Te lo tienes que probar ahora...
- Tu estás loca, bonita... vamos a tomar una copa a una terraza, a ver si nos da a todas un poco el aire que nos está haciendo falta...
La propuesta de Memes fué secundada por todas, mientras Carmencita miraba recriminatoriamente a Beatriz, la novia de Julito, que como era de esperar ya estaba metiendo la pata. Y es que a ella no le había hecho mucha gracia el tener que invitar a las novias de los amigotes de Pepito...
El ambiente en la Castellana era expléndido a las dos de la madrugada de aquel sábado de agosto. Tuvieron que buscar hasta en tres chiringuitos para encontrar unas mesas libres y tres cuartos de hora más tarde, Memes , la tesoreara, abonaba los cien euros de la consumición y todas, un poco más contentas, se dirigieron a la busca y captura de sus "boys".
- A mí no me lieis, yo voy con vosotras, pero de subir al escenario nada, que luego todo se sabe y ya conoceis lo celoso que es Pepito.
- Animate, Mati, que vamos a "tocar paquete" . Era Consuelo, que cuando se "motivaba" no había quien la pusiese el freno.
- Claro que sí, que una noche es una noche, y si tú no quieres, Consuelo y yo les vamos a enseñar a esos a lo que se atreven las mujeres...
- Os habreis traido la ropa interior limpia, por si acaso, ¿no?..
Entre las risas y las "ocurrencias" de unas y de otras, llegaron con estos ánimos a "Musculito's Club" que a pesar de la época del año presentaba una buena entrada. Como habían hecho la reserva con anterioridad las aposentaron en una de las mesas cercanas al escenario donde ya había un grupo de "bailarines" actuando.
Se acercó a la mesa un camarero ataviado con un chaleco y pajarita sin camisa y un delantal blanco atado a la cintura que "cubría" unos pantaloncitos ajustados de cuero:
- ¿Que van a tomar las señoritas? Les aconsejo el coctail "Sueños del paraiso".. - No esperó a que le preguntaran qué ingredientes tenía - y cointinuó: Es un coctail de champagne con pipermint y unas gotas de esencia del paraiso invención de nuestro barman...
Todas quisieron "soñar con el paraiso" y se dispúsieron a disfrutar del espectáculo que iba alcanzando cotas cada vez más atrevidas.
Ya habían pasado por el escenario varios números en los que los "musculitos" se iban despojando de la ropa con más o menos gracia y picardía e intentaban provocar a la concurrencia con movimientos y ademanes que querían ser sensuales entre las exclamaciones subidas, cada vez más, de tono de las que arropadas por el anonimato se atrevían a cosas que nunca habrían pensado que eran capaces de hacer.
- Y ahora, con todas vosotras:" El Gran Hercules " y su su compañero " Her -culito"
Entre los aplausos de bienvenida aparecieron dos "hercúleos" adonis con indumentaria a la griega que iniciaron su espectáculo.
No sé si era el paradisíaco coctail de pipermint o la euforia colectiva del ambiente, pero antes de que ninguno de los actuantes iniciasen su "striptease" ya se había lanzado una "espontanea" con la blusa desabrochada ofreciendose para hacer de "ayuda de cámara". El ejemplo cundió y en un par de minutos estaban los dos protagonistas en tanga y calcetines intentando librarse de una legión de manos que se estiraban para arrancarles el taparrabos.
El "amigo de Hercules" - que estaba avisado previamente - se acercó a la mesa y, por las indicaciones de las amigas, llegó hasta Mati iniciando una especie de "baile del vientre" delante de ella que, fingiendo estar avergonzada, se "tapaba" la cara con las manos procurando que sus dedos quedasen lo suficientemente separados para no perderse detalle..
En ese momento Adela sacando unas pequeñas tijeritas se avalanzo sobre él y de un certero corte cercenó la cinta del tanga y levantó exultante el trofeo a la admiración de toda la audiencia que prorrumpió en vítores y aplausos mientras la victima salió corriendo hacia los camerinos seguido muy de cerca por su compañero que a su vez era perseguido por media docena de tijeras amenazantes...
El servicio de seguridad del local "invitó" a todo el grupo a abandonar el recinto -previo pago como es lógico de las consumiciones - desistiendo de tomar otras medidas más drásticas gracias a las buenas gestiones de Pepita Matesanz que les convenció de que no era bueno para nadie que tuviese que intervenir la policía...
Eran las cinco de la mañana y después de echarse, unas a otras, la culpa de que la fiesta hubiera terminado como el rosario de la aurora, cogieron unos taxis para que les llevaran a casa.
Cuando Mati se metió en la cama después de tomarse dos aspirinas juntas y logró quedarse dormida, eran las siete quince la mañana y por la via tres de la estación de Atocha de Madrid partía el rápido "Costa del Sol" con destino a Málaga...

viernes, 11 de junio de 2010

LA BODA.VI

Capítulo VII-El ajuar de ella.

Margarita desde que supo que su hija tenía novio, fué comprándole, sin que ella se enterase, cosillas para su ajuar. Primero fueron un juego de toallas de hilo con una tira de batista, luego unas sábanas de la "Viuda de Tolrá", después una mantelería bordada con motivos de Lagartera, que le compró a la vuelta de un viaje a Extremadura, y así, poco a poco, había llenado un par de cajas que guardaba en el maletero del armario.
Con motivo de su santo, de Reyes y de su cumpleaños, también su suegra le había ido regalando en los últimos años un juego de ponche de cristal de roca, una cristalería de diario de 20 piezas, que estaban en oferta en Hipercor, seis copas para coktail de mariscos y una batidora multiusos con tres brazos intercambiables.
Pero ya era hora de hacer la lista definitiva del ajuar de novia.
- Mati, ve tomando nota:
Tres juegos de cama de matrimonio, uno de ellos de raso color salmón. Tres juegos de cama camera. Un edredón nórdico a juego con las cortinas del dormitorio principal - por cierto, que no se nos olvide que tenemos que ir al piso para tomar medida de las ventanas - mantas para la cama de matrimonio y para el cuarto de invitados, dos mantelerias de diario y una buena de doce cubiertos, seis toallas de baño, una docena para el lavabo y otras tantas para el bidé. Paños de cocina... ¡ seguro que se nos olvida algo ! pero no cierres la lista y luego lo añadimos...
Margarita respiró, porque había recitado el párrafo anterior de un tirón y casi se ahoga.
- Ahora vamos con tu ropa.
- Como va a ser a finales de verano me lo compraré en las rebajas de julio, y además como voy a adelgazar más de diez kilos tendré que comprarme de todo, porque no me va a valer nada de lo que tengo.
- Por cierto, ¿ cuanto tienes en la cartilla ?
- ¡ Qué cosas tienes mamá ! Pues .. una miseria. Con la paga del mes pasado me compré los dos pares de zapatos, el sujetador rosita que te enseñé y el conjunto para ir a la oficina, que ya sabes lo importante que es la buena imagen, y lo que valora eso Eduardo, así que me deben quedar unos setenta y cinco euros aproximadamente...
- Pues te quedan diez meses para la boda; vas a ganar unos seis mil euros hasta entonces, así que cuento, por lo menos, con cuatro mil euros para comprarte tus cosas.
- ¡Eres imposible! Cualquiera que te oiga pensaría que estais en la miseria. ¡Si teneis más pasta que el Amancio Prada! De eso ya hablaré yo con papá..
- Claro, y como eres su niña bonita le sacarás todo lo que quieras. Piensa que también tus hermanos se querran casar y sois los tres iguales. Lo que te demos a tí, tendremos que dárselo a ellos.
- No es lo mismo, ellos han ganado mucho más que yo y están forrados, y al paso que van les quedan cuatro o cinco años para seguir ahorrando.
Mati no quiso seguir insistiendo porque conocía bien a su madre y estaba convencida de que ella iba a ser la peor a la hora de comprarle todo lo que necesitase; en el fondo temía más a su padre, que aunque al final cedía siempre, había que aguantarle cuando se ponía gruñón.
- Ahora vamos con el menaje. Apunta:
Vajilla de diario; la vajilla buena la poneis en la lista de bodas como también la cristalería y la cubertería..
- Mamá, la cubertería tiene que tener cuchillos para el pescado.
- Sí, para comer la merluza a la cazuela que tu sabes preparar, ¿ verdad ?
- No sea sarcástica, que ya aprenderé con las lecciones que que vas a dar tú a partir de ahora.
- Sigue apuntando:
Juego de desayunos, cubertería de diario, un juego de sartenes,
- De esas que tienen tapa y que no se pega nada y no necesitan limpiarse...
- Tú siempre pensando en trabajar...Calla y no interrumpas que se me van las ideas:
La multirrapid, una bateria de cocina , la licuadora, la plancha, el tostador de pan, la freidora y bla... bla... bla...
Mati llenó cinco hojas de un cuaderno cuadriculado tamaño grande con la lista que le había ido dictando su madre. Sin decírselo a ella, a día siguiente se fué al Corte Inglés, y fue copiando los precios de todos los artículos que había ido detallando en su cuaderno. Cogió la sumadora.... y .... cuatro mil ochocientos treinta y dos euros... Claro que había incluido una lámpara de rayos uva, un banco de ejercicios, imprescindible para conseguir su objetivo de mantener su peso después de adelgazar los más de diez kilos antes de casarse, y un set de utensilios curiosos que picaban las patatas con forma de pagoda china, cocían huevos en forma de cubo y pelaban los puerros formando lazos monísimos que parecían de regalo.
Su primera intención fue eliminar alguno de los artículos que no le parecían demasiado necesarios, pero pensándolo mejor, se dijo que para renunciar a ellos, tiempo había...

Capítulo VIII - El ajuar de él.

- ¿Qué día quedamos para ir de compras, Edgardo José ?
- ¡ A mí no me lies con esas cosas ! Tú sabes lo que a mí me gusta, así que me compras lo que tú quieras. Por otra parte no sé para qué hay que correr tanto, faltan casi nueve meses.
- No quiero que después de haber empezado con casi un año de antelación, al final tengamos que correr, como ocurre casi siempre.
También a Pepito le tocó hacer la lista que su mamá le iba dictando:
- Una docena de camisas, ropa interior - él le lijo que tenía que ser de la moderna que sale en los desfiles por la tele - Pañuelos, calcetines, albornoz, bata y zapatillas para estar en casa, pijamas ...
- Por cierto, mamá, y los muebles para la casa, ¿ quien los tiene que comprar ?
- Eso es cosa de hablarlo con los papás de Matilde, para acordar cómo se van a sufragar todos los gastos, los muebles, la decoración, el banquete...
- Pues, por lo que he podido deducir, ellos piensan que los muebles corren por nuestra cuenta y ellos se encargan de la ropa de casa, de las cortinas y del menaje de cocina.
- Pues si ellos piensan así, me parece bien. No es cuestión de entrar en discusión por un chisme más o menos. No se vayan a creer que somos unos peseteros... por otra parte si un día os separais, ella coge sus trapitos y tu te quedas en tu casa y con tus muebles, y ¡todos tan contentos !
- ¡ Por Dios, mamá ! Parece que no te gusta Matilde...
- No es eso, hijo mio, lo que pasa es que ya me estoy temiendo que su familia va querer encasquetarnos a nosotros todos los gastos de la boda. Y eso, no. Ellos tendrán que afrontar sus gastos como todo el mundo, y si no, por lo menos que reconozcan que no tienen un duro ...
Al día siguiente, sábado, Pepito y Mati madrugaron para irse de excursión por la Carretera de Valencia, para ver muebles en Arganda . Fueron por lo menos diez tiendas: "Mi tresillo", "Mi cama", "Mi cocina", "Mi hogar", "Tu tienda de Muebles" ,"Tu mueble clásico", " Mi mueble moderno", "Tu casa funcional"... van nueve... ¡Ah! y "Mi sofá". Después de tomarse el menú del día en una cafeteria, a eso de las siete de la tarde ya no tenían demasiado claro si la "boiserie" lacada en rosa palo iba bien con el tresillo con tapicería sintética imitando la piel de hipopótamo, o si era el comedor de estilo inglés el que hacía juego con los dos sofás de flores en pana lavable. Si el dormitorio isabelino tenía el tocador incorporado al armario, o era el ultramoderno estilo "tatami" con las mesillas de noche haciendo juego con el mueble del cuarto de aseo.
Tenían doce presupuestos, pero descartando el de "Tu casa funcional" y el de "Mi cocina" que se habían empeñado en dárselos a pesar de que no les gustaba nada de lo que habían visto, el más barato ascendía a doce mil quinientos cuarenta euros, aunque en todos les regalaban un maravilloso viaje a escoger entre Cancúm, Lanzarote o un tour de siete dias en autocar visitando "Toda Italia".
- A mí, Pepito, lo que más ilusión me hace es lo de Italia, y así conocemos Venecia, Roma, Florencia, Nápoles...
- ¿ Todo eso en siete dias ...y en autocar ? Más nos vale comprar un video y así a lo mejor hasta logramos ver la fontana de Trevi, porque lo que es en el viaje...
A veces Pepito hasta tenía razón y por eso Mati no siguió insistiendo en el tour, pero quiso dejar muy claro que a ella le gustaban los muebles clásicos, porque ya le había aleccionado su madre que tenían que comprar unos muebles que no pasasen de moda. (Ella decía que como los muebles los iba a pagar su novio, no era cuestión de ir ella también a comprarlos, pero que no fuese tonta y que no se conformase con cualquier cosa)
A falta del posterior visto bueno de los "paganos", habían quedado prácticamente de acuerdo en que en el recibidor pondrian un mueblecito con un espejo viselado grandísimo que ocupaba toda la pared, con percha y paragüero incluido.
El dormitorio - era lo que más ilusión le hacía a Mati - iba a ser de estilo inglés con dos mesillas de noche y tocador con encimeras de mármol. En la casa de los muebles les aseguraron que les podían hacer las puertas del armario empotrado a juego. Y como muebles auxiliares habían escogido un galán de noche, un espejo de pie y un sillón del mismo estilo para tapizarlo haciendo juego a las cortinas.
En el salón: un tresillo de piel de búfalo teñida de color pistacho maduro, una vitrina y un aparador de estilo clásico colonial, una mesa extensible redonda, con un sólo pie central torneado y seis sillas con el asiento y el respaldo tapizado a juego con el tresillo. También se incluía una mesa auxiliar para el televisor, el video y el equipo de música y una mesa baja de cristal para delante del sofá.
En la habitación de los "huéspedes" pondrían los actuales muebles del cuarto de Mati, y así sus hermanos podrían tener una habitación cada uno, por lo que estaban deseando que llegase la boda de su hermana.
La otra habitación la iban a dejar vacía por ahora, con vistas a poner allí, en su día, la habitación del niño.
Sólo faltaban las alfombras, las cortinas y los cuadros... Bueno, los cuadros se los iba a regalar su tío Manolo, que era pintor autodidacta ; y es como decía Pepito:
- " Para tener unos malos cuadros de otro pintor, prefiero los de mi tío, que por lo menos me han salido gratis..."
Lógicamente eso nunca se lo había dicho a su tío, aunque el hermano de su padre pensaba que su sobrino no era más imbecil porque no se entrenaba, aunque al pobre no había que echarle toda la culpa , que los méritos eran de su cuñada, que lo que había necesitado siempre era media docenita de hijos como los suyos....
Cuando esa noche llegó cada uno a su casa dieron el parte informativo y tanto Pepe como Inocente - sin ponerse de acuerdo - pensaron que cuando estarían meando para acostarse el día de la boda... aunque fuera con el bolsillo vacío.

miércoles, 9 de junio de 2010

LA BODA.V

Capítulo V - Comisión de Festejos.

A la semana siguiente se iniciaron los primeros movimientos tácticos de los poderes fácticos. Era fundamental tomar posiciones para evitar que el "enemigo" escalase las cotas de privilegio. El primer asalto lo inició Margarita aprovechando que Pepito tuvo que esperar a Mati - como de costumbre - el sábado por la noche.
Después de darle un beso, llamarle hijo, por primera vez, y decirle lo contenta que estaba; a pesar de la mirada casi asesina de Inocente, le dijo que había quedado el lunes con D.Melchor, el cura, para hablar sobre la ceremonia. Que las bodas en la parroquia resultaban preciosas y que, seguro, cantaría el coro parroquial, que para eso conocía a la Directora, que era compañera suya en la Escuela de Evangelio de la Parroquia.
Se cuidó mucho de resaltar que, no obstante, tenía que llamar a su mamá para saber lo que ella pensaba, y que no había que demorar la entrevista porque, según había oido, podía haber problemas para encontrar restaurante para la celebración si no se hacía con tiempo...
El contraataque de Asunción no se hizo esperar. El domingo por la mañana le había contado su hijo la conversación de la noche anterior y se las arregló para invitar a los novios a tomar café.
La acogida a su nuera no desmereció para nada de la que había tenido su hijo. Repitió, por lo menos, un par de veces lo de "hija", le dijo que el vestido que llevaba, además de ser precioso, le hacía más esbelta, que había estado viendo en las revistas los trajes de madrina en las bodas reales y que ella se iba a hacer uno igualito que el de la reina de Noruega en la boda de su hijo, que estaba segura que iban a ser muy felices y que estaba deseando hablar con su madre para acordar los detalles de la ceremonia y de la celebración.
Siendo consciente que se le había adelantado su consuegra en lo de la ceremonia, y su contraofensiva en esta batalla no tenía muchas probabilidades de éxito, prefirió atacar por la celebración:
- El mes pasado estuvimos en la boda de Amparito, la hija de Fausto, el carnicero, y resultó una celebración preciosa en el Melía Castilla, ¿ verdad, Pepe ?
Pepe estaba oyendo por la radio el carrusel deportivo, y asintió sin demasiado entusiasmo, lo que no satisfizo suficientemente a su esposa, que aprovechó para lamentarse del exceso en las retrasmisiones de futbol, amenazó con apuntarse a la Asociación de Mujeres abandonadas por el Futbol, y resaltó la suerte que tenía Mati porque a su Edgardo José no le gustaban los deportes.
Después de leer detalladamente el menú en la tarjeta de la boda, que "casualmente" estaba en el primer cajón del aparador, resaltó lo bien que resultaba el que se indicase, a la entrada, la mesa que correspondía a cada uno de los invitados. Que el pastel de verduras con crema de bogavante era de lo más exquisito que había tomado en su vida y que además regalaban a los novios un viaje de una semana en cualquier Hotel Meliá del mundo y la estancia de esa noche en la suite nupcial.
Lo más finamente que pudo, dejó caer que, lógicamente, quería ponerse en contacto con su madre para conocer su opinión, porque reconocía que salía un poco caro...
En esta partida de ajedrez los dos primeros movimientos lo habían hechos las "reinas" y había que ser "grandes maestros" para contrarestarlos con juego de peones.
Aquella noche, Inocente, aprovechando que Mati y su madre estaban repasando lo que ya tenían comprado del ajuar doméstico y podían tener la "guardia" baja, preguntó:
- ¿Qué te ha dicho el cura?
- Que no hay ningún problema, que, tratándose de nosotros, lo que queramos y cuando queramos, que ya sabemos que está a nuestra disposición.
- Y digo yo, Mati, ¿ tu vas a misa ?
- Ya sabes que desde que salgo con Pepito sólo voy en alguna ocasión, por Navidad y Semana Santa.
- ¿ Y te vas a casar por la Iglesia ?
- ¡ Inocente ! ¿ Quieres hacer el favor de no empezar con tus cosas ? ¡Como sigas por ese camino, dejo de hablarte para el resto de mis dias !
- No te excites, mamá. Papá puede ser que tenga razón. Pero, ¿ que quieres que te diga ? si no me caso por la Iglesia no me iba a parecer que estaba casada... Por otra parte que iban a decir todas vuestras amistades... y además la ceremonia de la Iglesia es mucho más bonita que la del Juzgado, y la novia se luce mucho más...
- No, si a mí me trae sin cuidado, pero si yo fuese el cura, no os casaba ni aunque me lo mandase el Papa. Lo que pasa es que D. Melchor está ya viejo y es más facha que Mussolini, y es de los que piensan, todavía, que debía ser obligatorio el bautizo, la comunión y el matrimonio canónico.
- Mira, Inocente, porque ahora estamos nosotros solos, te lo consiento, pero que no se te ocurra empezar con tus paridas delante de los padres de Pepito, porque eso sí que no...
- Vale, no te preocupes, delego en tí la representación familiar para los asuntos nupciales...
- ¡No empieces con tu ironia...! Por supuesto que me voy a encargar yo personalmente de toda la organización. Pero no te creas que después te voy a permitir que critiques lo que hagamos. ¡ Hasta ahí podíamos llegar !... Y tú, hija mía, no te preocupes que para eso está tu madre que sabe siempre estar a la altura de las circunstancias.
En la primera jugada, Inocente, era consciente de haber perdido la torre, un caballo y un par de peones, aunque esto no le preocupaba demasiado porque, en el fondo, estaba totalmente seguro que esta partida la tenía más perdida que si jugase con Kasparov.
Simultaneamente en la Residencia de los Arévalo-Villaverde se estaba librando otra partida de similares características, aunque la derrota de Pepe, el de la tienda de ultramarinos del Mercado Municipal, iba a ser menos dolorosa porque estaba, casi, de acuerdo con lo que decidiese su mujer. Él que siempre había sido un hombre pragmático hacía mucho tiempo que había llegado a la conclusión de que lo más barato era dar estos caprichos a su mujer. Mucho más caro le salió cuando, al hacerse mayor su hijo, quiso poner una tienda de ropita de niños, para "realizarse". Después de tres años, esta realización le costó cinco millones de pesetas de las de entonces y aún tiene cerrado el local, sin que nadie le ofrezca ni la mitad de lo que le costó...
Sólo faltaba una tercera partida que tampoco iba a tener demasiado color. Mati, con blancas, prácticamente le dio el "mate pastor" a Pepito que jugaba con negras. Ella no tuvo que recurrir ni a su mohín lastimero para que él le entregase - yo creo que gustoso - la partida.
Así pues, de forma tácita, quedó constituida la comisión de festejos. No hacía falta repartir los cargos específicos ni asignar responsabilidades, todas y cada una de las componentes de la Comisión eran conscientes de sus puntos fuertes y de sus puntos débiles, y así, seguro , que conseguirían fácilmente el consenso necesario.
Sólo quedaba fijar un calendario de reuniones, determinar las prioridades, fijar los objetivos y, sin duda, conseguir el éxito final.


Capítulo VI - El Cursillo prematrimonial.

- Si tú, mamá, no me acompañas, yo no voy a ver a D. Melchor.
- Yo no sé cuando vais a ser capaces de hacer algo por vuestra cuenta. Si el pobre es un bendito y además os quiere mucho a los tres. Ya me dijo el otro día, que le hacía mucha ilusión el haberte bautizado, dado la primera cominión y ahora casarte.
- Sí, pero es que ya sabes que Pepito no está dispuesto a venir al cursillo prematrimonial y no sé cómo se lo va a tomar.
El bendito de don Melchor se lo tomó bastante bien. Claro está que entre la madre y la hija habían urdido una excusa bastante aceptable, con un poco de buena voluntad.
- Ya sabe Vd., padre, cómo está el trabajo. El pobre Edgardo José trabaja hasta los sábados por la tarde. Y como Vd. ha puesto el cursillo todos los jueves a las siete y media.
- A las nueve, por lo menos, termina todos los dias, terció Mati, lo más convincente que pudo.
- No te preocupes, Matildita, vienes tú y luego comprais unos tests que venden en el Obispado y los rellenais los dos juntos y si teneis alguna duda os ayudan vuestros padres que tienen una honda formación cristiana...
Les contó lo importante que eran estos cursillos en los que participaba un médico-sexólogo , un sacerdote-psicólogo que mandaban de la Vicaría, un matrimonio que daba testimonio de su vida religiosa vivida en pareja y que dirigía él mismo avalado por la experiencia atesorada en más de cuarenta años de pastoral familiar en la parroquia...
Admitió, no obstante, que como había muchos casos como el del novio de la niña, el Obispado había ideado unos cursillos prematrimoniales por correspondencia que los podían hacer los novios en casa y enviarlos a corregir, y que una vez aprobados recibían el certificado correspondiente para poder casarse en cualquier parroquia de la Diócesis.
Cuando les despedía le dijo a Mati que últimamente la veía menos por la Iglesia pero que confiaba en que la buena educación cristiana que había recibido de sus padres - sobre todo de su madre que debía ser siempre un ejemplo para ella - le durase para toda la vida.
Margarita que siempre presumía de no mentir nunca salió de la entrevista bastante contrariada por haber tenido que contarle al cura semejante patraña, pero se consoló pensando : ¿ qué no va a hacer una madre por la felicidad de sus hijos ?
Mati contó a Pepito la entrevista con el cura y la conversación que había tenido también con su padre sobre lo de casarse por la Iglesia.
- Pues, por mí, si quieres, nos casamos por el Juzgado.
En un alarde de sinceridad, no demasiado frecuente en él, reconoció que no sentía ninguna necesidad de hacer una parodia de acto religioso carente de significado, que lo importante era vivir en pareja siempre que hubiese acuerdo mutuo, y que cuando se terminaba el amor, no había por qué continuar juntos, que eso del matrimonio era un mal rollo, y que, posiblemente, lo mejor era seguir como hasta ahora sin tener que cambiar la buena vida que ambos tenían...
La verdad es que al final se pasó un "pelín" y ... claro, Mati inició la defensa numantina tantas veces empleada a base de "lo que pasa es que tú no me quieres", "eres muy egoista y sólo piensas en tí", "tu madre te tiene demasiado mimado", "en el fondo te da miedo comprometerte", y cuando advirtió en su cara signos de verdadero arrepentimiento por lo que había dicho, soltó la bomba de efectos demoledores: " y si quieres, lo dejamos, porque yo no quiero obligarte a nada..."
Lo de "obligarte" y lo de "nada" le salieron con un hilito de voz entrecortada, que había copiado de la interpretación de Lola Herrera en "Cinco horas con Mario", y aunque no tuvo los aplausos del respetable, consiguió la rendición más incondicional que recuerda la historia. Pepito, no sabía qué palabras escoger para convencerla de que sólo estaba filosofando y que en ningún momento se le había pasado por la cabeza cambiar de planes, que estaba enamorado de ella y que estaba seguro que su amor duraría por toda la eternidad...
- Y si quieres, como muestra de mi sinceridad, ¡ voy contigo al cursillo de don Melchor...!

lunes, 7 de junio de 2010

LA BODA.IV

Capítulo IV - Con los amigos de él.

Aquel lunes Edgardo José de Arévalo Villaverde, había quedado con unos posibles clientes para ver el último piso de la Promoción "Nueva Alegría" de Algete, y tuvo que levantarse un poco más temprano que de costumbre.
Aunque estuviese levantado, no se despertaba hasta que no pasaban un par de horas de haberse tomado el café. Así no se dió cuenta de la triste mirada de su madre, mientras le servía el desayuno, ni que, además de la leche con Nescafé, las tostadas con mantequilla y mermelada de ciruelas claudias, le había exprimido cuatro naranjas... él se las tomó sin decir una palabra y entró en el rutinario atasco del primer día laborable de la semana.
La mañana estaba siendo ajetreada y productiva, así que no tuvo demasiado tiempo para pensar en la tarde-noche del día anterior. Fué a eso de las 14,15 cuando sonó el teléfono de su mesa; era Mati, para preguntarle si se había acordado mucho de ella, si estaba contento, cómo se lo habian tomado sus padres, si lo había dicho ya a sus compañeros, que en su casa todos estaban muy ilusionados y que esa tarde había quedado con su amiga, por lo que ya le llamaría esa noche por teléfono a su casa...
Salió a comer con Manolo, el director financiero de la Inmobiliaria, que además era su amigo y colega en sus correrias nocturnas. Le contó los recientes acontecimientos y cómo no había encontrado ninguna excusa para dilatar la decisión. Por otra parte, también le hacía ilusión iniciar esta nueva experiencia aunque era consciente que su vida iba a perder calidad.
Hasta ahora, todo lo que ganaba era para él. En casa, porque no lo necesitaban, nunca le habían pedido nada de su sueldo. Durante varios años despilfarró miserablemente todo lo que ganaba en fiestas, juergas, viajes y demás francachelas, además de pagar la gasolina del coche que le había regalado papá cuando terminó la mili y le convenció que le era imprescindible para poder trabajar. Esta situación se hacía insoportable por la presión de sus padres y no tuvo más remedio que dar la entrada del piso, para lo cual le sacó nueve mil euros al viejo, y subrogarse en la hipoteca lo que le supone 560 euros al mes. El sueldo y las comisiones le suponen unos ingresos medios de 1.200 euros al mes, pero como la comida, los gastos de teléfono y demás necesidades rutinarias son financiadas familiarmente, se puede permitir unos lujos en el vestir y en el holgar, a los que tendrá que renunciar en el momento que se case.
- Pues, ¿ que quieres que te diga, Pepito? ... que se nos han jodido las juergas nocturnas... Porque tu Mati te va a someter a un férreo marcaje y no se va a tragar, como tu madre, eso de las cenas de negocios que duran hasta la cinco de la madrugada...
- Manolo, ¿ no te parece que Matí está un poco gorda ?
Esto se lo preguntó esa noche. Después de comer, siguieron en la oficina hasta las nueve, porque estaban preparando la nueva promoción de chalets adosados en Carabaña, y después de comerse unas "vaguettes" con bonito y pimientos fritos con unas cañas en el bar de al lado, decidieron irse a tomar unas copas, aunque era lunes, y no habría demasiado ambiente. Llamaron a Justo, con el que formaban terna en sus mejores corridas, y quedaron en Moncloa.
Después del tercer cubata fué cuando le preguntó a Manolo si le parecía que su novia estaba gorda.
Éste que pesaba ciento cinco kilos y por lo tanto tenía una perspectiva algo mediatizada, le aseguró, hasta casi hacerse pesado, que Matilde estaba lo que se dice "algo llenita", pero que así había donde agarrar, no como esas modelos que están en el esqueleto y que ni tienen formas ni nada, vamos ... unos adefesios...
Justo que tambien estaba recibiendo presiones por parte de su novia para casarse, se quiso autoconvencer y no paraba de darle ánimos a su amigo, cantando las excelencias de lo que es la vida familiar, las ventajas de encontrarte en tu dulce hogar con la mujer a la que amas... Cuando llegan los hijos...
- Sí, terció Manolo, y no te dejan dormir por la noche, tienes que salir a prepararles el biberón, a cambiarles los pañales, tienen el sarampión y las paperas...
Con cinco cubatas de DYC con Coca Cola, las ópticas de las cuestiones suelen variar bastante, por lo general, así Pepito pasó del mayor desconsuelo oyendo las últimas palabras de su amigo, a una alegria desbordante cuando Justo volvió a declamar las innegables ventajas de la vida en pareja, teniendo en cuenta, además, que por ello no tenía que perder los increibles privilegios que le ofrecia su actual situación familiar.
- Porque, vamos a ver : Piensa cómo va a actuar tu madre cuando tenga su primera nietecita. No le va a faltar ni gloria. Si además sois un poco hábiles y lograis que se "piquen" las dos abuelas, vais a tener todo lo que querais. Los sábados a comer en casa de mamá, los domingos, con los suegros; cuando llegue un puente se sortea qué abuelos se quedan con la niña, y vosotros dos a disfrutar "el sobre" que tu mamá te habrá dado, sin que se entere tu padre, para que vayais un poco más desahogados. O sea, ¡jauja!...
A las dos y pico de la madrugada llegaba a su casa. Su madre, sin encender la luz, suspiró cuando oyó cerrarse la puerta de su cuarto, y en un momento de debilidad pensó que no vendría mal que su hijo empezara a sentar la cabeza de una vez... pero sin poder remediarlo volvió a recordar lo guapo que estaba vestido de marinero, cuando hizo la primera comunión...

jueves, 3 de junio de 2010

LA BODA.II

Capítulo I - En casa de ella.

Mati volvió a casa flotando en una nube rosa. Cuando su madre le abrió la puerta le dió un beso de día de fiesta grande, lo que a Margarita, señora de Pachón, le pareció algo raro. Pero Mati cogió el teléfono portátil del salón, dió otro beso a su padre, que casi ni le hizo ni caso porque Ronaldo había controlado el balón dentro del area, en Canal Plus, y se encerró en su cuarto y marcó el 908.823.845, el móvil de su queridísima Carmencita Miguelañez, que iba a ser la primera en enterarse de la gran fecha.
- El teléfono móvil que ha marcado está apagado o fuera de cobertura, si desea dejar un mensaje en su buzón de voz, hable cuando suene la señal... Piiiii.
-Carmencita, soy yo, Mati, llámame cuanto antes, que me caso...
Había perdido el Barcelona y su padre estaba de buen humor, Pedro y Santiago, sus hermanos habian regresado del cine y toda la familia reunida terminaba la cena dominical, entonces Mati, con toda solemnidad, dijo:
- El 1 de septiembre del próximo año, me caso.
Santiago, el pequeño, medio la cortó:
¡ Te quieres callar ! ¿ no ves que están dado la quiniela ?
-¡ Pero que burro eres, hijo ! Dime, mi niña, ¿le has convencido ya a Edgardo Jose?
- Sí, mamá, y no veas lo ilusionado que estamos. Así que, papá, ¡ tenemos que empezar a pensar ya en la boda !
Don Inocente Pachón Garrido, Jefe de Negociado de una Entidad Bancaria, padre amantísimo de Mati, esposo de Margarita Ulloa y Fernández de los Monteros, hincha del Atlético de Madrid y experto filatélico, empezó a sentir una serie de sensaciones contradictorias. Por una parte sintió una gran ternura al pensar que su hijita del alma, la pequeña, les iba a abondanar y, si se descuida, casi se le escapa una lágrima furtiva, porque era más bien sensible y de llanto fácil, como su hija ( ¡Cómo se parecía a él! ) Por otra parte, ya era hora de que alguien empezase a desfilar. ! A ver si con esto se animaban los dos mayores ! Y lo que era peor, ya no tendría más remedio que afrontar lo de la celebración de la boda.
Margarita, que sin duda ya tenía cuidadosamente pensada la extrategia para este momento, empezo a pormenorizar todos los pasos que habría que dar. Lo primero era hablar con D.Melchor - de eso se encargaba ella - para reservar ese día en la parroquia...
- Mamá, interrumpió Mati con un cierto reparo, Asunción, la mamá de Pepito, siempre ha dicho que le gustaría que nos casásemos en los Jerónimos...
- Vaya por Dios, ¡ ya empezamos ! Esa es una hortera, que lo único que quiere es presumir delante de las verduleras del mercado...
- ¡Vamos, Margarita, la que no tiene que empezar eres tu ! Deja que sean los niños los que decidan lo que quieren hacer, y ya sabes, si fuese por mí, íbamos a terminar muy pronto, porque sería una ceremonia extrictamente familiar; nosotros, sus padres y ...
- Y nadie más ¿ verdad ? ¡ qué gracioso eres ! Di que no, hija mía; tu padre, ya le conoces, es un gruñón y sólo le gusta llevar la contraria, pero tú vas a tener una boda como Dios manda, ¡ faltaría mas !
La tertulia se prolongó hasta pasada la una de la mañana. Pedro y Santiago, con la excusa de ver el resumen de los partidos en la dos, se quitaron de enmedio lo antes posible para evitar las indirectas que eran previsibles. Inocente procuró no intervenir nada más que lo extrictamente imprescindible para evitar tensiones innecesarias, y el coloquio se redujo a un monólogo de Margarita con leves aportaciones de Mati, que en lo esencial estaba totalmente de acuerdo con mamá.

Capítulo II - En casa de él.

- Estás muy callado, Edgardo, ¿ te pasa algo ?
- No, mamá, que Matí se está poniendo pesada y quiere que nos casemos el día 1 de septiembre del año que viene.
- Es normal, hijo. Tu ya sabes que a nosotros no nos estorbas nunca, y que cuando te cases nos vas a dejar muy solos, pero ella es muy buena chica, educada, cariñosa y es lógico que quiera casarse, teniendo en cuenta que los dos tenéis trabajo, que tu ya tienes piso y que tienes ya treinta y dos años.
- Si es que la juventud de ahora vive demasiado bien, hace todo lo que quiere, y, claro, así no tienen ninguna prisa por casarse. Era José Federico, bueno, Pepe, para abreviar también, que en el fondo estaba un poco harto de tener que aguantar todos los caprichitos que su mujer daba al niño, así le llamaba ella . Claro que siempre era preferible que le llamase niño a Edgardo-José, que eso sí que era una pasada fina.
- Ya está bien de tus sermones, el niño trabaja mucho y también tiene derecho a divertirse. Y dime, habrá quedado bien claro que os casareis en los Jerónimos, ¿verdad?
- A mí me da igual, eso lo tendrás que hablar con Mati, porque me parece que su madre es muy amiga del Párroco de su Barrio y quiere que nos casemos en su parroquia.
- ¡ Hasta ahí podíamos llegar ! En una iglesia que no es ni iglesia ni nada, que parece un garaje, sin santos, y además que ni tiene escaleras para que se luzcan los novios.
- No seas intransigente Asun, tampoco tiene tanta importancia la ceremonia; lo que sí tenemos que pensar bien es donde celebramos la comida, porque es la única oportunidad que tenemos para quedar bien con todas nuestras amistades.
- Eso, desde luego. A mí me gustó mucho la boda de Amparito que se celebró en el Meliá Castilla... claro que también habrá que ponerse de acuerdo con tus suegros, porque yo creo que aunque son un poco estirados y parece que que son alguien, la realidad es que no deben andar muy bien de dinero.
- Ellos no sé, pero la realidad es que yo estoy tieso. Ya sabeis, el piso, el coche, ahora, los muebles, o me echáis una mano o no paso de un bocata en la tasca de la esquina.
- Faltaría más, hijo. Aquí está tu padre para lo que haga falta. ( En el fondo, pensó, tampoco era demasiado doce mil euros de golpe y quitarte al niño de encima, en vez de estar padeciendo sus sablazos periódicos)
- Así se habla, José Federico - dijo Asunción. Lo de José Federico sólo lo usaba en ocasiones solemnes. La verdad es que Pepe no se había enterado que se llamaba también Federico hasta que no se fué a la mili, pero desde que fué presidente del Senado José Federico de Carvajal a su mujer le hacía ilusión presentarle con sus dos nombres a las nuevas amistades.
Su situación financiera era saneada. Los buenos tiempos de la tienda de ultramarinos habian pasado, pero de la época de vacas gordas conservaba un capitalito depositado en pagarés del Banco Central, en Cédulas Hipotecarias de la Caja y en una supercuenta del Santander. En una ocasión su consuegro le aconsejó que suscribiese Fondos de Inversión de su Banco, pero él prefería tener sus más de trescientos mil euros en sitio seguro y como toda la vida. Así que, aunque con la llegada de las grandes superficies, las ganancias sólo daban para ir viviendo - bien, por supuesto - como, por otra parte, sus necesidades no eran grandes, la verdad es que se podian permitir algún que otro lujo, como el de organizar la boda de su único hijo por todo lo alto.
También sería alrededor de la una y media cuando se fueron a dormir.
Ya en la cama, Asunción no pudo evitar que le brotase una lágrima mientras pensaba que su pequeñín les iba a dejar y se quedarian muy sólos. Porque, la verdad, Matilde - a ella eso de Mati le parecía una cursilada - como buena, era buena, pero no tenía ni idea de lo que era llevar una casa. Y de concinar... ni con un cursillo acelerado de Simone Ortega y de Arguiñano juntos, sería capaz de freir un huevo. Y en esas condiciones era normal que su Edgardo tuviese sus recelos para casarse, porque él estaba acostumbrado a todo lo mejor ¡estaría bueno! Ya echaría de menos su merluza con salsa de gambas y su ternera con crema de champiñones y setas silvestres; y de los postres... más de una vez iba a venir por casa para que le preparase una tarta de gelatina de frambuesas con queso de burgos confitado...
Como a estas alturas de octubre refrescaba por las noches, se arrebujó con Pepe, que desde hacía unos minutos roncaba plácidamente y se fue quedando, también, profundamente dormida.
La verdad es que al día siguiente no sabía muy bien si era cierto o lo había soñado, pero casi podría jurar que aquella noche había llegado hasta la habitación de Edgardo José, le había arropado cuidadosamente, y después de besarle en la frenta, como cuando era un bebé, se había quedado durante minutos y minutos viendo como dormía...

martes, 1 de junio de 2010

LA BODA. I

Después del gran éxito de la Novela "Los Velos de la Memoria", os voy a contar una nueva novela. Esta es más pequeñita y de contenido más festivo; más apropiado para estas fechas veraniegas.
La titulé "LA BODA" y tiene dos partes y empieza así:

LA BODA
O
la tragicomedia
- en dos entregas -
de Edgardo-Jose y Matilde
en la que se narran las aventuras que hubieron con motivo de sus nupcias, así como
las tribulaciones de sus progenitores,
por tan fausto acontecimiento.
Amén se comentan las costumbres y tradiciones que por estos fastos acaecían en los reinos
de las Españas a finales del
siglo XX, donde es de reseñar la estupidez a la que pueden
las gentes llegar cuando se pierde el sentido de la medida,
la sinrazón se adueña de la voluntad de los pusilánimes
y se impone el poco seso de los fatuos.

En la segunda entrega, se narran las desventuras que hubieron de vivir nuestros protagonistas, cuando los efectos del amor abandonaron sus vidas y estimaron que era el tiempo de
volver a intentar la felicidad cambiando de pareja.
Asimismo se reseña cómo la estupidez de las gentes perdura en el tiempo sin importar
que hayamos llegado ya al siglo XXI.

PRIMERA ENTREGA:

Nota del Autor:

Cualquier parecido de los personajes y situaciones de esta narración con personas o acontecimientos reales no es ninguna coincidencia, puesto que los hechos que se narran son reales como la vida misma y están sacados de la observación de lo que a diario ocurre a mi alrededor. No obstante, quiero advertir que pueden equivocarse al intentar reconocerles, porque me he preocupado de enmascararles convenientemente y en todo caso no dejaría de ser más que una caricatura simpática dibujada con sentido del humor. Si alguno se reconoce y piensa que le he retratado un poco gordo o poco agraciado, antes de protestar que se mire al espejo y pregunte a su báscula, por si acaso.

Sumario:
PRIMERA PARTE
Personajes.
Preámbulo.
Capítulo I -En casa de ella.
Capítulo II- En casa de él.
Capítulo III- Con las amigas de ella,
Capítulo IV - Con los amigos de él.
Capítulo V - Comisión de Festejos.
Capítulo VI - El Cursillo prematrimonial.
Capítulo VII - El Ajuar de ella.
Capítulo VIII - El ajuar de él.
Capítulo IX - Los invitados de ella ( y de él )
Capítulo X - Hay que contratar el restaurante.
Capítulo XI - La lista de bodas.
Capítulo XII - El vestido de novia.
Capítulo XIII - La despedida de soltero.
Capítulo XIV - La despedida de soltera.
Capítulo XV - La ceremonia.
Capítulo XVI - La celebración.
Epílogo: La luna de miel.

Personajes:
Mati.- La novia. 25 años. Licenciada en económicas, con una nota media de aprobado. Ha empezado a trabajar en una empresa de exportación propiedad de Eduardo, un amigo de su padre. Cobra 1.000 euros al mes. Le gusta vestir bien, no ha tenido nunca que renunciar a nada de lo que de verdad había deseado. Está muy enamorada de

Edgardo-José.- El novio. Tiene 32 Años. No terminó la carrera de derecho, y está trabajando en el Departamento comercial de una Inmobiliaria. Es de los que dicen que como la comida de su mamá no se encuentra ni en Zalacaín. Tiene un piso en un barrio residencial, que está pagando a su propia empresa. Conoce bien la movida nocturna de Madrid.

Inocente Pachón- El padrino. Padre de Mati. Trabaja como Jefe de departamento en una Entidad Bancaria. Empezó peritaje mercantil, pero no lo llegó a terminar. Es un poco raro, y tiene algunas ideas bastante peregrinas, como pensar que eso de celebrar las bodas... es una barbaridad.

Asunción Villaverde.-La madrina. Buena cocinera. Piensa que su hijo se lo merece todo, y que para uno que tiene no va a permitir que le falte de nada.

Margarita Ulloa.- La madre de la novia. No comparte la idea de su esposo referente a la celebración de las bodas. Ella piensa ser la madrina de sus dos hijos y se va a poner una mantilla maravillosa que ha heredado de sus antepasados.

José-Federico de Arévalo. El padre del novio. Todos le llaman Pepe. Tiene un comercio de ultramarinos en un mercado municipal. Su ilusion era que su hijo hubiese trabajado con él, pero Asunción pensó que debìa estudiar y tener un trabajo menos esclavo que el suyo.

Don Melchor.- El cura. Sesenta y cuatro años. Siempre ha usado sotana. En el fondo siempre ha pensado que lo del Concilio Vaticano fue una pasada y que con Franco se vivía mejor.

Otros: En la acción también van a intervenir, aunque en papeles más secundarios, Pedro y Santiago, hermanos de la novia, Carmencita Miguelañez, íntima amiga de Mati, y bastante "pija", por cierto. Una tia soltera del novio, llamada Filomena , aunque todos la conocen por Fili. Un señor, que siempre va de gris, que le llaman Estanislao y que no sé bien que pinta en esta historia, y el coro de la parroquia que va a cantar en la ceremonia.

Preámbulo:

Nuestra historia se inicia en el mes de octubre. Mati y Edgardo José, que a partir de ahora le vamos a llamar Pepito, para abreviar, están merendando en el " Burguer " de su barrio.
Han pasado las vacaciones; todo, poco a poco, está volviendo a su rutina cotidiana, y mientras moja una patata frita, que ha cogido de un cucurucho de cartón, en el "ketchup" que previamente había depositado en el plato de plástico, mirandole fijamente a los ojos, y en tono zalamero, Mati le dice:
- Cariñin ( así le llama cuando quiere conseguir algo) ¿qué te parece si decidimos la fecha exacta de la boda?
A Edgardo José, al que desde el párrafo anterior le estamos llamando Pepito para abreviar, casi se le atraganta la rodaja de cebolla que se acababa de meter en la boca. Haciendo un gran esfuerzo para que no se le notase demasiado, y mientras obserbe con la pajita un trago de "Pepsi Light":
- Lo que tu digas, mi amor... pero, ¿ no te parece... que es correr demasiado...?
- Lo que pasa es que tu no me quieres, le interrumpió, con desolación, Mati, mientras iniciaba un mohin que podía interpretarse como preludio a una de sus ya acostumbradas escenitas que indefectiblemente terminaban con una llantina que le duraba, como mínimo, un par de horas.
Como el sitio no era el más adecuado para mantener una controversia de estas características y en la mesa de al lado unos niños, que estaban celebrando un cumpleaños, habian dejado de comer y estaban absortos esperando el desenlace, Pepito, cogiendo la mano de Mati que no tenía la patata frita, y como en un susurro, le aseguro, al oido, que le parecía la mejor idea del mundo el fijar la fecha de su boda.
Ella apoyó la cabeza en su hombro y los niños de la mesa del al lado, comprendiendo que la escena no daba para mucho más, atacaron de nuevo la hamburguesa doble de pollo, mientras iniciaban la consabida batalla con lanzamiento de patatas fritas, ante la desesperación de la mamá que empezaba a arrepentirse de haber organizado el güateque.
¡El día 1 de septiembre de será el feliz acontecimiento!

Nota: Iré publicando uno o dos capítulos, en función de su extensión, cada dos días. Espero que os guste.
Otra nota: Algunas de las ilustraciones son dibujos hecho diretamente en el ordenador, originales del autor.

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS
Si quieres seguir leyendo las de los días anteriores, pincha en "ENTRADAS ANTIGUAS" de más arriba... te pueden interesar. Hay mas de 2000, pero no es necesario que las leas todas hoy...

ENCUENTRA LOS TEMAS QUE MÁS TE INTERESAN

MIS EDICIONES MUSICALES

MIS EDICIONES MUSICALES
SENTIRES. Canta Mª Antonia Moya. Edición remasterizada. 2012. Incluye las canciones siguientes:

AVE MARIA

AVE MARIA
De Schubert. Canta María Antonia Moya, acompañada por el Maestro Alcérreca. 2011. Para escucharlo, pinchar en la image.

LA TARARA

LA TARARA
Canta Maria Antonia Moya. Si quieres escuchar la canción, pincha en la imagen

LOS PELEGRINITOS

LOS PELEGRINITOS
La canción de Lorca, cantada por María Antonia Moya, con imágenes de Lucena (Córdoba) Para escuchar la canción pincha en la imagen.

EN EL CAFÉ DE CHINITAS

EN EL CAFÉ DE CHINITAS
La copla de Lorca, cantada por María Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. 1986. Para escuchar la canción, pinchar en la imagen

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE
Maria Antonia Moya canta el Romance Sonámbulo de Federico García Lorca. Puedes escucharlo pinchando la imagen.

LOS CUATRO MULEROS.

LOS CUATRO MULEROS.
Canta: María Antonia Moya. 1986.Para escucharlo,pinchar en la imagen.

PERFIDIA

PERFIDIA
Canta Maria Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. Año 1986. Para escuchar la canción, pincha en la imagen.

PASODOBLE DE CHINCHÓN

PASODOBLE DE CHINCHÓN
Letra: L.Lezama - Música: Palazón. Canta: María Antonia Moya. 1987Puedes escucharlo pinchando en la imagen

MIS LIBROS DE FICCIÓN. EL AMARGO SABOR DE LAS ROSAS.

MIS LIBROS DE FICCIÓN. EL AMARGO SABOR DE LAS ROSAS.
"El amargo sabor de las rosas" Novela. Marzo de 2017

LA BODA

LA BODA
"La boda" 1996 -2001. Inédito.Para leer el cuento, pincha en la imagen

CHINCHÓN MÁGICO

CHINCHÓN MÁGICO
"Chinchón Mágico" 2002. Inédito. Para leer el libro, pincha en la imagen.

ANDANZAS Y SENTIRES

ANDANZAS Y SENTIRES
"Andanzas y sentires" 2003. Inédito. Para leer el libro, pinchar en la imagen,

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS
"MIS QUERIDOS FANTASMAS" Recopilación de mis 100 cuentos y relatos que he seleccionado para vosotros.Próximamente en este mismo blog.

CUENTOS DE OTOÑO

CUENTOS DE OTOÑO
Cuentos de Otoño. 2006. Si quieres leer los cuentos, pulsa en la imagen.

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE
Cuentos de café con leche. Pinchar en la imagen para leer los cuentos.

CUENTOS AMORALES

CUENTOS AMORALES
"Cuentos amorales" 2005. Inédito. Para leer los cuentos, pincha en la imagen

LOS CUENTOS DEL ABUELO

LOS CUENTOS DEL ABUELO
Próximamente en este blog.

TRABAJOS FORZADOS

TRABAJOS FORZADOS
Recopilación de 44 relatos escritos para el taller literario.2007-2012. Para leer los relatos pinchar en la portada.

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS
EL CIELO DE LAS AMAPOLAS Y OTROS CUENTOS PEQUEÑITOS.2015. Recopilación. Para leerlo pinchar en la portada del libro.

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR
"Los velos de la memoria". Historia del Solar. Edición restringida de 95 ejemplares. Se presentó el 10.1. 2010.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.
Los Velos de la Memoria II. El Amo. Edición digital. 2012.

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA
LOS VELOS DE LA MEMORIA III. La Heredera..AÑO 2014.

DÉJAME QUE TE CUENTE....

DÉJAME QUE TE CUENTE....
"Déjame que te cuente"... 2013. Recopilación. Para leerlo, pinchar en la portada del libro.

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA
2013.Recopilación de relatos. Para leerlos, pincha en la portada

PAISAJES CON FIGURA

PAISAJES CON FIGURA
2013. Recopilación. Para leer los relatos, pinchar en la portada

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA
LA OPINIÓN DEL EREMITA. Recopilación. 2008-2013. Para leer los trabajos, pinchar en la portada.

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO
Segunda entrega. Próximamente en este blog.

MIS OBRAS DE TEATRO.

MIS OBRAS DE TEATRO.
Un ramito de Violetas. Para leerlo, pulsar en la portada.

MIS LIBROS DE POESÍAS.

MIS LIBROS DE POESÍAS.
"SINSENTIDO" Para leer las poesías, pinchar en la portada.

MIS LIBROS DE VIAJES

MIS LIBROS DE VIAJES
Los viajes del Eremita.Volumen I. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II
VOLUMEN II. LOS VIAJES DEL EREMITA.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III
Los viajes del Eremita. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV
Los viajes del eremita.Volumen IV. 2016.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.
POLITÉCNICA. CATÁLOGO DE ARTE. Pintura, dibujo, diseño.Para ver el catálogo, pinchar la portada

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.
ESPAÑA: UN MOSAICO DE IMÁGENES. Fotografías. Para verlo, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.
CHINCHÓN EN DUOTONO. Fotografía.Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA. DETALLES

FOTOGRAFÍA. DETALLES
MAS DETALLES. Fotografías. Para ver la exposición pincha en la portada.

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA
ACORTANDO DISTANCIAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS
FRUTAS Y VERDURAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO
PAISAJES EN MI RECUERDO. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS
FOTOGRAFÍAS OCULTAS. Fotografía. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS
DENIA EN FALLAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS
CHINCHÓN EN FIESTAS. Reportaje fotográfico. Para verlo, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: TURISMO

FOTOGRAFÍA: TURISMO
TURISMO. IMÁGENES DE MIS VIAJES. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.
MIS FOTOS. Folografías: para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: COMIDAS

FOTOGRAFÍA: COMIDAS
COMIDAS. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA
VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA.FOTOGRAFÍAS. Para ver el reportaje, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS
Flores y Plantas. FOTOGRAFÍAS. Para ver esta exposición, pinchar en la portada.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.
CHINCHÓN MONUMENTAL. Una visita virtual por las calles, plaza y campos de Chinchón. Para verlo, pinchar en la foto.

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO
Una visita al Museo LA POSADA DEL ARCO.Para ver la visita virtual, pinchar en la fotografía.

EL MUSEO ULPIANO CHECA

EL MUSEO ULPIANO CHECA
Una visita al Museo ULPIANO CHECA en Colmenar de Oreja.Para ver la visita virtual, pincha en la imagen:

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN
Una visita a las IMÁGENES RELIGIOSAS de CHINCHÓN.Para ver las imágenes, pincha en la Galería.

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO
Un recorrido por distintos países y ciudades, visitando sus carteles de turismo. Para verlos, pinchar en la imagen.

ALELUYAS CHINCHONETAS

ALELUYAS CHINCHONETAS
ALELUYAS CHINCHONETAS. Para poder ver todas las aleluyas chinchonetas, pinchar en el dibujo.

Archivo del blog

Etiquetas