Mostrando entradas con la etiqueta Cuento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cuento. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de enero de 2017

NOCHE DE REYES.


Anoche me acosté pronto a pesar de que mis nietos no paraban de dar la lata por la tardanza de la llegada de los Reyes Magos. Como me viene sucediendo últimamente se me caían los párpados y parecía que tenía arena en los ojos; el caso es que me fui a la cama casi a la misma hora que todos los días.
Pero no me podía dormir. Por el balcón entraba demasiada luz y hasta me parecía que esa noche las estrellas brillaban un poco más, y eso que sin gafas no veo mucho más allá de mis narices.
El caso es que estaba a punto de desvelarme del todo cuando me pareció oír unos ruidos en la calle. Por mi calle y en invierno casi no pasa nadie y más si hace tanto frío como hacía anoche. Me pareció que hasta oía unos cascos de caballo y que alguien trepaba por la ventana del primer piso hasta encaramarse a la barandilla del balcón.
Lo siguiente fue que una sombra muy grande se iba convirtiendo en una silueta que se acercaba cada vez más a los cristales del ventanal.
Me dijo que era Melchor, pero a mí me pareció mucho más joven. No traía corona porque me dijo que desde el año pasado los Reyes de Carmena había marcado tendencia y ya se había eliminado mucha parafernalia; y me pregunto qué es lo que yo les pedía a los Reyes, porque no le constaba que yo hubiese mandado mi carta.
Le dije que nada; que yo ya no necesitaba nada. Que mejor, se lo llevasen a los más necesitados.
Me dijo que bueno, pero que en el balcón me dejaba unas pocas ilusiones, que suelen venir bien para los que ya estamos cargados de años.
Le di las gracias y se marchó si hacer demasiado ruido. Yo creo que ni mi mujer ni mis nietos se enteraron de nada.
Al día siguiente me levante muy temprano y allí estaban; un puñado de ilusiones a estrenar. 
Es posible que me duren para todo el año.


viernes, 26 de febrero de 2016

SIN NOTICIAS DE ORENCIO.



Orencio solía deambular todas las anochecidas por la aceras del bulevar, siempre que no lloviese aquel día. Pero nadie llego nunca a conocerle. A pesar de la cierta fama  que fue logrando gracias a su casi permanente presencia en la prensa local, nadie podía  dar más señas de el, que no fuesen las que publicaba "El farol", el único semanario del pueblo.
Y es que, os voy a contar la verdad, Orencio era solo el fruto de mi imaginación y nunca llegó a existir de verdad. Era lo que se conoce como un personaje de ficción. Yo le bautice recordado a un sobrino nieto de mi abuelo materno, que era oriundo de Navarra, y según me contó mi tía, aquel nombre era muy frecuente allá por finales del siglo antepasado. Posiblemente por lo arcaico del nombre, mi personaje caló en el acervo local y llego a tener una cierta presencia en las tertulias de los más eruditos que eran los pocos que leían asiduamente el semanario. 
Como yo firmaba mis artículos con el seudónimo de Orencio Singracia, logre que hubiese una cierta confusión entre los lectores, que al final no sabían muy bien si el ficticio era el personaje o el autor.
Al pobre Orencio no paraban de sucederle todas las desgracias que a mí se me pudiesen ocurrir. Un día casi se muere congelado cuando se quedo medio dormido en el banco del parque en un artículo en el que yo anunciaba una ola de frío que amenazaba a toda la comarca. En otra ocasión tuvieron que operarle de urgencia porque yo denunciaba en mi artículo el mal funcionamiento del ambulatorio. Otra vez le detuvo una patrulla de la policía local, en un reportaje que hice sobre la inseguridad ciudadana. El caso es que, con todas estas desgracias, aquí en mi pueblo, con quien se compara a los que tienen mala suerte ya no es con  "el pupas", sino con Orencio.


Pero no se lo digáis a nadie, porque he pensado que, con un poco de suerte, a mi Orencio le pasa lo que a don Alonso Quijano y con el tiempo ya nadie estará del todo seguro si existió o solo es el fruto de una desbordante imaginación. Y no es que yo pretenda compararme con don Miguel; ni mucho menos, ¡por Dios!


lunes, 3 de agosto de 2015

SECUNDINO RIQUELME R.I.P.


Sus padres le pusieron Secundino porque fue el segundo de sus hijos, pero cuando fue a la mili todos empezaron a llamarle Riquelme. El se acostumbro y cuando volvió al pueblo no atendía si no le llamaban por el apellido, y así, hasta el mismo llego casi a olvidar su nombre.
Su novia, en la intimidad, le llamaba "Riki" y solo cuando llego a director, los desconocidos le llamaban don Secundino.
Tuvo una carrera laboral plena de éxito y su vida social se enmarcó en la elite local y siempre era de los primeros invitados a todas las fiestas que se preciasen de cosmopolitas; aunque aquí hay que reconocer, que además de los méritos de Riquelme, también contaban los innegables atractivos de su esposa, la que siendo novios y en la intimidad, le solía llamar con el diminutivo  de su apellido.
Aunque durante su ajetreada y exitosa vida laboral tuvo que emigrar en varias ocasiones a otros lugares, cuando le llego su jubilación regreso al pueblo que le viera nacer y con su esposa, que aún conservaba gran parte del atractivo de sus buenos tiempos, acondicionó la casa familiar y decidió que allí terminarían sus días. 
Y se le veía pasear al clarear el día y a la caída de la tarde por la alameda; siempre con su bastón con empuñadura de plata, siempre con los zapatos relucientes y siempre tocado de su sombrero, de fieltro en invierno y de paja en verano, con el saludo pronto a todos los que se se cruzaban con el. Un paseo que no se alargaba mas de media hora, pero que le permitía mantener su figura estilizada y su aspecto saludable. En alguna ocasión, y solo por las tardes de la primavera y del otoño, le acompañaba doña Rosita, su esposa, que no compartía totalmente con Riquelme aquella decisión de terminar sus días en el pueblo, porque para ella tenia muchos más atractivos la capital, donde, además estaban casi todas sus amigas.
Riquelme siempre tuvo también una salud envidiable. Presumía de no haber faltado nunca al trabajo ni por un mal resfriado, y ahora solo tomaba por las mañanas una pastillita para la tensión y unas gominolas de menta porque se le resecaba un poco la garganta.


Y así, en plena salud, un día Riquelme le dio por morirse. Sin avisar, y sin molestar a nadie. Ni siquiera a doña Rosita, que no tardo mucho en volver junto a sus amigas, porque el no haber tenido hijos, en el pueblo se encontraba muy sola.
Eso si, antes de marcharse mando que en la lápida de su tumba pusieran, en letras doradas, esta inscripción: RIQUELME, TU ROSITA NO TE OLVIDARA NUNCA. Y es que prefirió que lo de "Riki" siguiera quedando en su intimidad.

jueves, 7 de mayo de 2015

EL NIÑO QUE AMABA LOS LUNES.


Y odiaba los domingos. Estanislao nació muy trabajador, al menos eso decía su madre desde muy pequeño. Y no es que lo fuese, es que en casa era necesario que todos arrimasen el hombro. Entonces eran tiempos de entreguerras y por tanto de carencias y de necesidades en todas las casas de los pobres; en la de los ricos, no. Los ricos, como siempre, notaban menos esos tiempos, que para eso eran ricos y tenían las necesidades bien cubiertas.
Y pasó el tiempo y llegaron otros tiempos; más propicios y de más trabajo, y por tanto de algo mejores perspectivas, sobre todo para las familias numerosas, en las que había muchos hombres para trabajar. Estanislao y sus siete hermanos, todos ellos muy trabajadores, como decía siempre su madre, no solo labraron las tierras que habían heredado de sus abuelos, y que entre todas no sumaban más de media hectárea, sino que fueron cogiendo fincas en aparcería, porque los ricos, cada vez podían menos pagar los salarios que había traído el progreso y daban sus tierras a los aparceros que iban seleccionando las más fértiles y las más productivas, dando a cambio un tercio de los esquilmos a los señores, que poco a poco, se iban viniendo a menos.
Luego, muchos, tuvieron que empezar a vender las tierras y Estanislao y sus hermanos se fueron haciendo con ellas, a precios de saldo, porque no había demanda y ellos mismos eran los que tasaban el precio.
Habían pasado los años; yo diría que demasiados, y los antiguos jornaleros, ya con grandes tractores y viviendo en las casonas de sus antiguos amos,  se habían convertido en terratenientes; pero seguían trabajando sus tierras, porque no sabían hacer otra cosa.
Y Estanislao, deseaba con todas sus fuerzas que pasase el domingo lo antes posible y llegase el lunes para volver al campo. Y es que nadie, en toda su vida, le había enseñado a disfrutar del ocio y los domingos se aburría como una ostra, porque, además, no le gustaba el fútbol.

jueves, 16 de abril de 2015

EL PROSPECTO



La semana pasada sentí un fuerte dolor en el tobillo izquierdo, punzante, agudo y persistente que me subía por toda la pierna y me llegaba hasta la cintura. Después de tres días a base de paracetamol, decidí que debía ir al médico.
Como siempre que iba a su consulta me dijo que debía dejar de fumar, aunque ya le había dicho cientos de veces que lo dejé hace ya más de treinta años, me dijo también que mi problema era que pesaba unos kilitos de más y no tenía más remedio que adelgazar.
Luego me dijo que el dolor del tobillo era la consecuencia de mi edad y de mi vida sedentaria, por lo que debía darme un largo paseo todos los días y tomarme unas pastillas buenísimas que me recetó y que debía tomar, con un protector gástrico, tres veces al día.
Me fui a la farmacia y según me dijo el mancebo, eran nuevas, carísimas y me aseguró que daban muy buenos resultados a todos los que las estaban tomando.
Yo, generalmente, me tomo las pastillas que me manda el médico sin preocuparme de nada, pero resulta que las pastillitas que me dieron en la farmacia, que eran tan nuevas y tan caras, venían en una caja bastante grande y en vez del prospecto habitual que suelen traer las medicinas, éstas traían un pequeño librito de veinte paginas en el que se indicaban las propiedades de la medicina y sobre todo, resaltadas con letras en negrita, sus contraindicaciones.
En quince páginas en letra diminuta decía que no eran aconsejables para los que padeciesen insomnio, para los propensos a retener líquidos, y un largo etcétera que yo creo recogía todas las circunstancias en que se puede encontrar una persona normal.
Luego se detenía en facilitar el porcentaje de posibilidades de poder sufrir alguno de los síntomas que podían causar las pequeñas pastillitas; porque además de nuevas y muy caras, las pastillas eran pequeñas,  muy pequeñas… y de color malva.


Un uno por ciento podría sufrir mareos; un 2 por ciento, pequeñas urticarias. Recomendaba que el uno por mil que solía sentir nauseas, debía acudir urgentemente al médico, porque podía ser peligroso. Un tres por diez mil, si se prolongaba el tratamiento, podía sentir desfallecimientos e incluso lipotimias recurrentes. Llegaba a indicar que en una o dos ocasiones, de que se tenía constancia, el paciente había llegado a sufrir un infarto de miocardio. Pero que por todo lo demás, las pastillitas eran buenísimas para el dolor de tobillo, y sobre todo si era el izquierdo.
Al final del prospecto se indicaba también que a un uno por diez millones de los que había tenido un tratamiento de larga duración con este medicamente, le había tocado el primer premio de la lotería nacional (Aunque esto no estaba totalmente constatado)
Yo, que soy bastante aprensivo, me limité a tirar las pastillitas al cubo de la basura, porque lo de la lotería no era probable que me tocase, pero seguro que no me libraba de alguno de los demás síntomas con los que amenazaba el dichoso prospecto.

miércoles, 30 de julio de 2014

BLAS, EL GORRIÓN QUE NO SABÍA VOLAR.


La historia de un gorrión. (Una fábula basada en hechos reales).

Nació a finales de junio, en el alero de un tejado que hay en mi patio junto a un frondoso magnolio. De la camada de solo tres huevos, nacieron tres preciosos pollitos a los que los papas gorriones les dieron el nombre de ""Picochato" "Colachica" y al tercero que nació unos días más tarde decidieron ponerle un nombre menos usual en el santoral de las aves; decidieron llamarle "Blas", porque habían oído que ese santo era el protector de las enfermedades de la garganta y ya se sabe que un buen gorrión que se precie debe cuidársela para tener un canto fluido y sonoro.



Los padres se cuidaron de alimentar a sus tres retoños y los dos mayores no tardaron en hacer sus primeros pinitos volanderos saltando desde el alero del tejado a las ramas del magnolio y en pocos días se fueron alejando, saltando a una ventana cercana y a otros tejados más altos, hasta que emprendieron su primer vuelo bajo la atenta mirada de los padres que asistían orgullosos a la primera aventura de "Picochato" y de "Colachica"

Pero Blas era distinto. Era tímido, retraído y poco dado a la aventura. Por más que sus padres le animaban, no se atrevía ni siquiera a asomarse al borde del alero. 





Papá gorrión le dijo enérgico: - Pío, pio, pio, piiio, que en idioma humano es como decir: ¡”No sea cobardica, Blas”!

La mamá, en cambio, no paraba de quejarse: - Piio, piiiio, pío. Es decir, “No seas así, hombre, deja al chico que haga lo que quiera”….
Yo no sé si por lo que le dijo su padre, o porque se sintió con fuerzas, el caso es que aprovechando que sus padres habían salido a cazar la comida, y haciendo un esfuerzo supremo de valentía, quiso saltar del alero a una de las ramas cercanas, pero o le fallaron las fuerzas o le falló el cálculo y el pobre Blas se precipitó sobre unos “dondiegos” que había sembrados debajo del árbol, que impidieron que el joven gorrión se rompiera algunos de sus tiernos huesecillos contra el suelo.
-Piiiiiooooo, dijo el pobre Blas, que traducido quería decir, “Mamás ven volando que me he caído del nido”

Los padres acudieron lo más rápido que pudieron y vieron que aparte del susto, a Blas no le había ocurrido nada. Bajaron a su lado, le dieron un gusano que habían cazado, y le dieron instrucciones de cómo debía emprender el vuelo.
-Pio, pio, piiiio, pioooo. “Trata de subirte a un tiesto pequeño, de ahí a otro más alto, luego sube por las ramas y salta al pilón…
-Piiiiiio, pio, pio, protestaba el pequeño Blas queriendo decir que no podía volar hasta el tiesto más pequeño, que lo había intentado y que era imposible.
Y así pasaron los tres días siguientes. El pequeño Blas intentando, en vano, dar un salto que le encaramase al tiesto, y los padres, desde los tejados y ventanas, animándoles con sus “pios” de ánimo y bajando a su lado para hacerle una demostración de cómo lo tenía que hacer.

Al cuarto día lo consiguió y al quinto logró alcanzar lo más alto del pilón. Los padres, llamaron a un petirrojo, amigo de la familia, que había sido instructor de vuelo en la escuela, y se acercó hasta el pequeño Blas para darle instrucciones.
Yo creo que fue al séptimo u octavo día, el Pequeño Blas, logro dar un pequeño vuelo que le llevó a las ramas de una photinia y ante los ojos asombrados de su padre, se levantó en vuelo, para sobrevolar los tejados de la plaza.

Ahora Blas, unido a sus hermanos "Picochato" y  "Colachica"  planea  por el cielo azul, delante de la Iglesia de Chinchón, ante la orgullosa mirada del petirrojo, que seguirá presumiendo de haber enseñado a volar a un gorrioncito pequeño y tímido, al que sus padres habían puesto el extraño nombre de Blas, y que había tardado demasiados días en aprender a volar.

Nota: Las fotografía que acompañan la narración corresponden al pequeño Blas y a sus progenitores, tomadas durante los varios días que duró su aprendizaje antes de empezar a volar por su cuenta y son de m.carrasco.m

jueves, 8 de mayo de 2014

LA VIUDA


Pedro invitó a su amigo Tony a esquiar.  Cargaron todo en su nuevo Mercedes, y se fueron a Farellones.
Apenas salieron de Lo Barnechea, el tiempo se puso muy feo. El cielo se oscureció, empezó a soplar un fuerte viento inesperado para esa época del año, y los primeros ramalazos de aguanieve sacudieron el vehículo.
En ese momento vieron las luces de una casa sobre la ruta. Sin dudarlo, enfilaron en esa dirección para pedir refugio.
Salió a recibirlos una mujer vestida con pantalones y casaca que no lograban ocultar su esbelta figura, con los cabellos rubios ensortijados húmedos.
Acabo de dar una vuelta para controlar que todo está en orden, explicó, y veo que esta noche vamos a tener una fuerte tormenta. Pero sucede que yo he quedado viuda hace pocas semanas, y si los dejo dormir en mi casa temo que la gente hable. Es algo que no me gusta para nada y que no me conviene.
No se preocupe, señora, dijo Pedro. Nos basta con que deje que metamos el coche en las caballerizas que se ven al lado de la casa. Podemos refugiarnos ahí para pasar la noche. Nos iremos a primera hora de la mañana.
La señora aceptó, ambos hombres se dirigieron a las caballerizas y se acomodaron para pasar la noche. No bien despuntó la mañana se encontraron con que el tiempo había aclarado, y viendo que en la casa estaba todo en silencio y con las persianas cerradas, se marcharon.


Ese fin de semana ambos disfrutaron de lo lindo esquiando en Farellones.
Nueve meses después, Pedro recibió una carta inesperada enviada por un estudio jurídico. Se devanó los sesos pensando de quién podía tratarse, hasta que al fin se dio cuenta de que era de los abogados de esa atractiva viuda que habían conocido aquel fin de semana.
Subió a su Mercedes nuevo y se fue a casa de su amigo Tony. 
Tony, quiero preguntarte algo, le dijo. ¿Te acuerdas de esa viuda tan buena moza de...
Sí, me acuerdo, respondió de inmediato Tony.
Dime la verdad: esa noche, mientras dormíamos en el coche, ¿te levantaste y fuiste a la casa a verla?
Sí, confesó Tony, algo avergonzado al haber sido pescado en falta, a ti no te puedo mentir, Sí, lo hice pasamos una noche de locura tremenda.
¿Por casualidad le diste mi nombre, haciéndote pasar por mí, y le diste mi dirección como si fuera la tuya?, preguntó Pedro con voz incrédula.
Tony enrojeció. Sí, lo siento, Pedrules. Yo tenía en la cartera la tarjeta que me habías dado cuando te separaste, y le di ésa.  Tú no tienes compromisos, vives solo, ...' Se encogió de hombros. '¿Por qué? ¿Pasó algo?'
Sí ... 

Murió el mes pasado, y me dejó toda su fortuna.

(Pensaste que el final iba a ser diferente, ¿eh? Ahora mantén esa sonrisa por el resto del día.) 

Nota: El cuento no es mío, me lo ha enviado un amigo, pero me ha gustado y lo he querido compartir con todos vosotros.

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS

ESTAS SON LAS ÚLTIMAS ENTRADAS
Si quieres seguir leyendo las de los días anteriores, pincha en "ENTRADAS ANTIGUAS" de más arriba... te pueden interesar. Hay mas de 2000, pero no es necesario que las leas todas hoy...

ENCUENTRA LOS TEMAS QUE MÁS TE INTERESAN

MIS EDICIONES MUSICALES

MIS EDICIONES MUSICALES
SENTIRES. Canta Mª Antonia Moya. Edición remasterizada. 2012. Incluye las canciones siguientes:

AVE MARIA

AVE MARIA
De Schubert. Canta María Antonia Moya, acompañada por el Maestro Alcérreca. 2011. Para escucharlo, pinchar en la image.

LA TARARA

LA TARARA
Canta Maria Antonia Moya. Si quieres escuchar la canción, pincha en la imagen

LOS PELEGRINITOS

LOS PELEGRINITOS
La canción de Lorca, cantada por María Antonia Moya, con imágenes de Lucena (Córdoba) Para escuchar la canción pincha en la imagen.

EN EL CAFÉ DE CHINITAS

EN EL CAFÉ DE CHINITAS
La copla de Lorca, cantada por María Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. 1986. Para escuchar la canción, pinchar en la imagen

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE
Maria Antonia Moya canta el Romance Sonámbulo de Federico García Lorca. Puedes escucharlo pinchando la imagen.

LOS CUATRO MULEROS.

LOS CUATRO MULEROS.
Canta: María Antonia Moya. 1986.Para escucharlo,pinchar en la imagen.

PERFIDIA

PERFIDIA
Canta Maria Antonia Moya, acompañada a la guitarra por Fernando Miguelañez. Año 1986. Para escuchar la canción, pincha en la imagen.

PASODOBLE DE CHINCHÓN

PASODOBLE DE CHINCHÓN
Letra: L.Lezama - Música: Palazón. Canta: María Antonia Moya. 1987Puedes escucharlo pinchando en la imagen

MIS LIBROS DE FICCIÓN. LA BODA

MIS LIBROS DE FICCIÓN. LA BODA
"La boda" 1996 -2001. Inédito.Para leer el cuento, pincha en la imagen

CHINCHÓN MÁGICO

CHINCHÓN MÁGICO
"Chinchón Mágico" 2002. Inédito. Para leer el libro, pincha en la imagen.

ANDANZAS Y SENTIRES

ANDANZAS Y SENTIRES
"Andanzas y sentires" 2003. Inédito. Para leer el libro, pinchar en la imagen,

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS

ANTOLOGIA: CUENTOS Y RELATOS
"MIS QUERIDOS FANTASMAS" Recopilación de mis 100 cuentos y relatos que he seleccionado para vosotros.Próximamente en este mismo blog.

CUENTOS DE OTOÑO

CUENTOS DE OTOÑO
Cuentos de Otoño. 2006. Si quieres leer los cuentos, pulsa en la imagen.

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE

CUENTOS DE CAFÉ CON LECHE
Cuentos de café con leche. Pinchar en la imagen para leer los cuentos.

CUENTOS AMORALES

CUENTOS AMORALES
"Cuentos amorales" 2005. Inédito. Para leer los cuentos, pincha en la imagen

LOS CUENTOS DEL ABUELO

LOS CUENTOS DEL ABUELO
Próximamente en este blog.

TRABAJOS FORZADOS

TRABAJOS FORZADOS
Recopilación de 44 relatos escritos para el taller literario.2007-2012. Para leer los relatos pinchar en la portada.

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS

EL CIELO DE LAS AMAPOLAS
EL CIELO DE LAS AMAPOLAS Y OTROS CUENTOS PEQUEÑITOS.2015. Recopilación. Para leerlo pinchar en la portada del libro.

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR

LOS VELOS DE LA MEMORIA I. HISTORIA DEL SOLAR
"Los velos de la memoria". Historia del Solar. Edición restringida de 95 ejemplares. Se presentó el 10.1. 2010.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.

LOS VELOS DE LA MEMORIA II. EL AMO.
Los Velos de la Memoria II. El Amo. Edición digital. 2012.

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA

LOS VELOS DE LA MEMORIA III LA HEREDERA
LOS VELOS DE LA MEMORIA III. La Heredera..AÑO 2014.

DÉJAME QUE TE CUENTE....

DÉJAME QUE TE CUENTE....
"Déjame que te cuente"... 2013. Recopilación. Para leerlo, pinchar en la portada del libro.

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA

HISTORIAS DE INTRIGA PARA DORMIR LA SIESTA
2013.Recopilación de relatos. Para leerlos, pincha en la portada

PAISAJES CON FIGURA

PAISAJES CON FIGURA
2013. Recopilación. Para leer los relatos, pinchar en la portada

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA

MIS LIBROS DE ENSAYO. LA OPINIÓN DEL EREMITA
LA OPINIÓN DEL EREMITA. Recopilación. 2008-2013. Para leer los trabajos, pinchar en la portada.

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO

LA OPINIÓN DEL EREMITA 2º TOMO
Segunda entrega. Próximamente en este blog.

MIS OBRAS DE TEATRO.

MIS OBRAS DE TEATRO.
Un ramito de Violetas. Para leerlo, pulsar en la portada.

MIS LIBROS DE POESÍAS.

MIS LIBROS DE POESÍAS.
"SINSENTIDO" Para leer las poesías, pinchar en la portada.

MIS LIBROS DE VIAJES

MIS LIBROS DE VIAJES
Los viajes del Eremita.Volumen I. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II

LOS VIAJES DEL EREMITA VOLUMEN II
VOLUMEN II. LOS VIAJES DEL EREMITA.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN III
Los viajes del Eremita. 2016.

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV

LOS VIAJES DEL EREMITA. VOLUMEN IV
Los viajes del eremita.Volumen IV. 2016.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.

EL CATÁLOGO DE MI PINTURA.
POLITÉCNICA. CATÁLOGO DE ARTE. Pintura, dibujo, diseño.Para ver el catálogo, pinchar la portada

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.

FOTOGRAFÍA: ESPAÑA,UN MOSAICO DE IMÁGENES.
ESPAÑA: UN MOSAICO DE IMÁGENES. Fotografías. Para verlo, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN DUOTONO.
CHINCHÓN EN DUOTONO. Fotografía.Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA. DETALLES

FOTOGRAFÍA. DETALLES
MAS DETALLES. Fotografías. Para ver la exposición pincha en la portada.

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA

FOTOGRAFÍA: ACORTANDO DISTNACIA
ACORTANDO DISTANCIAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS

FOTOGRAFÍA: FRUTAS Y VERDURAS
FRUTAS Y VERDURAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO

FOTOGRAFÍA: PAISAJES EN MI RECUERDO
PAISAJES EN MI RECUERDO. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS

FOTOGRAFÍA: FOTOGRAFÍAS OCULTAS
FOTOGRAFÍAS OCULTAS. Fotografía. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS

FOTOGRAFÍA: DENIA EN FALLAS
DENIA EN FALLAS. Fotografías. Para ver la exposición, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS

FOTOGRAFÍA: CHINCHÓN EN FIESTAS
CHINCHÓN EN FIESTAS. Reportaje fotográfico. Para verlo, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: TURISMO

FOTOGRAFÍA: TURISMO
TURISMO. IMÁGENES DE MIS VIAJES. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.

FOTOGRAFÍA: MIS FOTOS.
MIS FOTOS. Folografías: para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: COMIDAS

FOTOGRAFÍA: COMIDAS
COMIDAS. Fotografías. Para verlas, pinchar en la portada

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA

FOTOGRAFÍA: UN VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA
VIAJE A CÓRDOBA Y GRANADA.FOTOGRAFÍAS. Para ver el reportaje, pinchar en la portada.

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS

FOTOGRAFÍA: FLORES Y PLANTAS
Flores y Plantas. FOTOGRAFÍAS. Para ver esta exposición, pinchar en la portada.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.

LAS RECOMENDACIONES DEL EREMITA: CHINCHÓN MONUMENTAL.
CHINCHÓN MONUMENTAL. Una visita virtual por las calles, plaza y campos de Chinchón. Para verlo, pinchar en la foto.

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO

Museo Etnológico LA POSADA DEL ARCO
Una visita al Museo LA POSADA DEL ARCO.Para ver la visita virtual, pinchar en la fotografía.

EL MUSEO ULPIANO CHECA

EL MUSEO ULPIANO CHECA
Una visita al Museo ULPIANO CHECA en Colmenar de Oreja.Para ver la visita virtual, pincha en la imagen:

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN

IMÁGENES RELIGIOSAS DE CHINCHÓN
Una visita a las IMÁGENES RELIGIOSAS de CHINCHÓN.Para ver las imágenes, pincha en la Galería.

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO

CARTELES DE TURISMO EN EL MUNDO
Un recorrido por distintos países y ciudades, visitando sus carteles de turismo. Para verlos, pinchar en la imagen.

ALELUYAS CHINCHONETAS

ALELUYAS CHINCHONETAS
ALELUYAS CHINCHONETAS. Para poder ver todas las aleluyas chinchonetas, pinchar en el dibujo.

Archivo del blog

Etiquetas